Compartir
Publicidad
Publicidad
La imposible racionalización de horarios para mejorar la conciliación
Management

La imposible racionalización de horarios para mejorar la conciliación

Publicidad
Publicidad

Si hacemos una pequeña encuesta a nuestro alrededor no será raro encontrar a varias personas que se quejan de los horarios de sus trabajos. Si a esto le sumamos el cuidado de menores o personas dependientes, los equilibrios que tienen que hacer muchos de ellos para poder, no ya conciliar, sino compatibilizar empleo y cuidados son dignos del Circo del Sol. Y por lo que parece es imposible la racionalización de horarios para mejorar la conciliación.

La CEOE ha presentado recientemente un documento, "Perspectiva empresarial sobre la conciliación de la vida laboral y familiar" en el que aborda la cuestión y que me hace ser profundamente pesimista sobre esta cuestión. Ninguna empresa quiere cerrar antes y dejar de dar servicios a sus clientes, más todavía cuando la competencia no lo hace. Hay muy pocas empresas que hagan un turno continuo, pongamos de 8 a 4 y cierren. Y esto supone un grave inconveniente para muchos trabajadores.

Un tejido empresarial donde el 7 x 24 es muy habitual

En parte se justifica por la composición del tejido empresarial en España. El sector servicios representa el 75,5% de las empresas en España, entre ellas hostelería, transporte, almacenamiento o comercio. Es un sector donde los horarios son extensos por definición, aunque a lo largo de dicha jornada tengan momentos en los que casi no tienen clientes.

A esto se suma que el 76,7% de las empresas tienen 5 o menos asalariados. Así es muy complicado establecer turnos, donde los empleados puedan realizar su jornada de trabajo, para cubrir un horario extenso de apertura. Hoy en día trabajar de 9 a 6, con un parón de una hora para comer o de 8 a 4 en turno seguido es prácticamente un lujo.

Tener un buen horario se ha convertido en un lujo al alcance de muy pocos trabajadores

Esto no significa que no se haya avanzado en lo que respecta a la conciliación. Hay una mayor sensibilidad al respecto, pero quizás va en la línea equivocada. Hace falta una mayor concienciación de las empresas y los empleados para mejorar la organización y que todo el mundo tenga mejores posibilidades de conciliar vida personal y familiar, sin que ello comprometa la viabilidad del negocio. Y aquí no parece que exista voluntad de acuerdo por parte de muchas empresas.

Pero en muchos casos se avanza en sentido equivocado, ya que no solo se mantienen horarios extensos, sino que muchas veces se tiene que atender llamadas o contestar correos electrónicos fuera de hora. La tecnología no solo no ha favorecido a muchos trabajadores, que antes salían de la oficina y acababa su jornada. Ahora siguen saliendo tarde y continúan cuando llegan a casa contestando correos o mensajes de clientes.

Reducción de jornada y desgravación fiscal de los empleados domésticos

La reducción de jornada es una de las medidas más utilizadas actualmente para facilitar la conciliación, pero supone un problema para el desarrollo profesional, cuando no una interrupción de su carrera, que puede afectar a la promoción de los empleados, sus prestaciones o cotizaciones a la Seguridad Social.

Aquí la propuesta de la CEOE de poder deducir los gastos de empleados domésticos me parece un chiste. Puede que un ejecutivo pueda plantearse contratar a alguien para cuidar de sus hijos o recogerlos del colegio, pero la mayor parte de los empleados tienen que echar mano de familiares o de la solidaridad de otros padres cuando tienen un problema.

La conciliación no se tiene que enfocar desde un punto de vista exclusivo de la paternidad o maternidad. Un empleado con más tiempo libre será más productivo, desconectará mejor y llegará al día siguiente más fresco. No solo tienen derecho a conciliar los empleados con hijos. Pero tampoco acaba cuando estos niños entran en el colegio.

Si llegas pensando en que has dejado al niño en el colegio un poco regulero y no sabes si te van a llamar para recogerlo, que te llaman seguro, ese es un día perdido en el trabajo. Tener un banco de horas para utilizar en las empresas libremente en estos casos es una gran ayuda. El teletrabajo para estas cuestiones puede ser una gran ayuda, que no se tiene realmente en cuenta.

En Pymes y Autónomos | ¿Jornadas laborales de 35 horas? Por el momento, Hacienda se opone a ello

Imagen | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio