Compartir
Publicidad

El pánico está de moda

El pánico está de moda
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hay tertulia que se precie que no dedique unos minutos a hablar sobre el pánico. No importa que desconozcan el tema. O que mezclen conceptos. Al final cada uno lleva a su terreno una sensación tan desagradable como paralizadora. El pánico puede condicionar tu vida y no es una moda.

Este domingo escuché una de estas reuniones de sabios. Querían centar el debate en el pánico que sufrió y sufre la cantante Pastora Soler, pero uno de ellos prefirió llevar el tema a su campo: la empresa. Habló del pánico a emprender. Para mi gusto, cogido con pinzas.

El pánico o los ataques de pánico nada tienen que ver con los negocios, supongo que querría decir que emprender conlleva un vértigo y un miedo, totalmente racional hacia lo desconocido y sobre todo un miedo a perder tu capital.

Si echamos la vista atrás, las personas que han logrado un éxito reconocible por todos, han sido las más trabajadoras, las que se han preparado a conciencia para tocar con destreza un instrumento, actuar, pintar..., pero en ocasiones ese paso se salta y directamente uno decide arriesgar. Perfecto.

Una gran parte de las personas que son reconocidas como emprendedoras , ya habían trabajado durante décadas en alguna empresa, tenían ese bagaje, no es lo mismo emprender sin contar con un colchón económico, que venir de trabajar en una multinacional con coche, y lisonjas. El pánico ahí digamos que se reduce.

El mérito lo tiene quien partiendo de cero, dedica horas y horas a elaborar un plan de negocio, a mejorar una y otra vez su idea, invertir tiempo y dinero para llevarla a cabo.

Lo que llama mi atención es la de veces que se menciona por parte de quienes insisto, ya han triunfado, que lo importante es haber tenido una larga experiencia en una empresa, rodearse de un buen equipo y pagarles bien. ¿Quién puede hacer eso cuando parte de cero? Ahí sí entra el pánico o el miedo racional.

El resumen es que emprender da miedo, no es fácil, no todos contamos con la ayuda de unos ahorros ni de nadie que nos apoye o financie. Por esta razón, entiendo que a muchas personas les dé miedo dar ese primer paso. No es cuestión de salir corriendo y dejar tu proyecto a la primera de cambio, pero ¿sentir temor?

Me parece incluso sano y sensato. Otra cosa es tirar la toalla antes de empezar o ante el primer obstáculo.

En Pymes y Autónomos| Algunos temores del empresario, ¿Has vencido el miedo al ridículo antes de emprender?

Imagen|Aritz Martínez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio