Compartir
Publicidad

Algunos temores del empresario

Algunos temores del empresario
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La motivación a la hora de lanzar un negocio puede ser, desde lograr la independencia financiera, hasta solucionar una necesidad insatisfecha. Además de estar preparados para jornadas interminables, sobreponerse a situaciones complicadas y arriesgar recursos y capital, un empresario debe también estar vigilante ante determinadas señales que le pueden hacer distraerse del objetivo principal de su negocio.

Además de lo anterior, suelen existir obstáculos que paralizan nuestra capacidad de crecimiento, no estamos hablando del rechazo de un préstamo o la pérdida de un contrato, me refiero a los temores que paralizan y perjudican el correcto crecimiento empresarial de un negocio, que está muy vinculado a un temor personal. Algunos de los más habituales:

1. Miedo al fracaso

Muchos propietarios de negocios tienen miedo de fracasar en la gestión de sus negocios. Tienden a pensar que el fracaso es indicativo de su carácter, un signo de los tiempos por venir, y un recordatorio de que se trataba de un movimiento estúpido que dejar su trabajo para perseguir una quimera. Sin embargo, sin experimentar el fracaso, ¿cómo se descubre que, por ejemplo, una línea de producto o servicio puesta en marcha no era lo que el mercado quería? ; ¿cómo descubre que su modelo de negocio es ineficaz y que usted debe cambiar a otro modelo?...debemos darnos cuenta de que el fracaso es una oportunidad para mejorar en un error, conseguir soltarse un poco para que podamos avanzar un paso más y alcanzar el éxito.

2. El miedo de Éxito

Sorprendentemente muchos empresarios tienen miedo de lo que viene con el éxito. Tienen miedo de las demandas adicionales sobre sus vida, la familia, el hogar y la carrera que vienen con nuevos contratos y empleados, el aumento de las ventas, y una necesidad de expansión. Por lo tanto, evitan la prospección, la obtención de nuevos contratos...para reducir el temor que el éxito lleva incorporado, los dueños de negocios necesitan rodearse de un equipo de individuos inteligentes con talento que estén dispuestos a hacer el trabajo. Se necesita tiempo para construir un equipo ganador, pero puede hacerse si se invierte la cantidad adecuada de tiempo y recursos.

3. El miedo a vender

Los dueños de negocios a menudo temen las ventas porque nadie disfruta de una llamada a puerta fría para conseguir negocio, o que alguien rechace la propuesta o la tensión de la negociación para conseguir unos pocos más ingresos. Aquellos empresarios que aún no han desarrollado un argumentario de venta o de cierre aborrecen la idea de las ventas. Para remediar el miedo a vender, el propietario de un negocio debe formarse en esta área, puede conseguir a un entrenador de ventas, o simplemente que alguien haga ese trabajo, pero no debe perder de vista que es un pilar esencial de su negocio y que depende directamente de él.

4. Miedo a lo que otros piensen

Los propietarios de un negocio difícilmente admitirán esto, pero muchos tienen miedo de lo que otros piensan de ellos, el deseo de cerrar un acuerdo puede interpretarse como apetito voraz y eso nos puede incomodar. Para poner remedio a preocuparse por lo que piensen los demás, debemos darnos cuenta de que lo que ofrecemos es útil para los demás y que estamos proporcionando un servicio de calidad y de valor.

Los dueños de negocios que pueden aborden rápidamente estos primeros temores probablemente serán capaces de cumplir con sus objetivos de desarrollo de su empresa.

Imagen | Mat Honan

En Pymes y Autónomos | ¿Has vencido el miedo al ridículo antes de emprender?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio