Compartir
Publicidad
Publicidad

¿El estrés laboral es cosa de mujeres?

¿El estrés laboral es cosa de mujeres?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No vamos a abordar ninguna cuestión feminista sino una realidad objetiva: las mujeres autónomas y con hijos, soportan (en general) más estrés y presión que los hombres.

La ansiedad no distingue de sexos, pero sí es cierto, que por norma, la mujer ha de afrontar la conciliación entre la vida profesional y personal. Lo cual conlleva un estilo de vida donde la prisa y el afán por abordar diversos compromisos termina pasando factura.

Pero, ¿cuál es el origen del estrés laboral? ¿Por qué muchas mujeres no pueden o saben gestionar las diversas tareas? La lógica nos dice que la falta de tiempo es la responsable y por supuesto, unos ingresos que no permiten liberar de diversas cargas familiares pagando a un tercero para que se ocupe de ellas.

El estrés como la ansiedad en su justa medida no tienen que traducirse en un problema. Al revés, sirven de incentivo para lograr nuestros objetivos y metas todos los días. El problema viene cuando los niveles se disparan y el rendimiento decae así como nuestra salud mental y física.

Consejos para mantener a raya el estrés

1. Actitud positiva

Debemos desarrollar habilidades para lograr un alto rendimiento mental, mejorando la concentración, el control de las emociones negativas, apostando por la resiliencia en definitiva. Para mantener así una actitud positiva a pesar de las dificultades diarias. El sentido de humor como herramienta para afrontar las dificultades y aplicarlo en nuestra jornada nos ayudará a relativizar los problemas.

2. Ejercicio

Realizar algún tipo de ejercicio físico nos ayudará a relajarnos y a liberar estrés que nos paraliza y nos perjudica a nivel personal y profesional. El tiempo no es una excusa. Ir o volver del trabajo caminando es más que suficiente.

3. Una buena alimentación

Las prisas nos llevan a tomarnos las comidas como algo que nos hace perder tiempo, sin ser conscientes de que nuestro cuerpo necesita 'gasolina' en forma de alimentos saludables que nos permitan funcionar mejor a nivel cerebral, y disminuir tanto la ansiedad como el estrés.

Aunque parezcan consejos obvios, no sólo nuestra salud están en juego que es lo principal sino que una mala gestión de nuestras emociones, hará que el trabajo se convierta en un infierno tanto para las mujeres como para quienes las rodean.

La ansiedad va de la mano de reacciones dañinas para quienes la padecen como para el entorno laboral.Aprendamos a delegar siempre que sea posible y apostemos por sentirnos mejor por el bien de nuestra salud como por nuestro entorno.

En Pymes y Autónomos|Cualquier situación de cambio genera estrés,¿Te puede el estrés? Imagen|Jorge Oliverio Pérez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio