Compartir
Publicidad
Publicidad

Como en House

Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Puede que seas uno de los seguidores de la serie House M.D., entonces eres de los míos. Aunque no deja se ser una serie de ficción aporta muchas cosas para aprender y aplicar en la gestión diaria de cualquier empresa o departamento y que pueden resultar claves para lograr el éxito en una organización.

Al margen de las peculiaridades del personaje central de la serie lo que más me llaman mucho la atención tres aspectos fundamentales: cómo resuelve los casos, como gestiona su equipo y cómo fomenta un ambiente cooperativo entre los diferentes miembros que componen el equipo (Chase, 13, Foreman y Taub).

Para resolver los casos, aunque siempre la clave final la monopoliza House, no deja de ser cierto que es a través de las pautas que van marcando el propio equipo y en el que todos muestran su opinión abiertamente aún a riesgo de la incómoda ironía de su jefe en caso de fallo, lo cual manifiesta dos cosas, una total carencia de miedo al fracaso y a la crítica. Esto es algo que todos debemos aprender y mejorar, la mayoría de las veces no manifestamos nuestra opinión o actuamos por miedo a la crítica o por la vergüenza que pueda suponer el fracaso.

La gestión de su equipo es admirable, a pesar de la aparente actitud displicente y arrogante con la que les trata es capaz de sacar lo mejor de cada uno de ellos, por algo tan importante como necesario, el preocuparse de conocer a cada uno de ellos, no sólo desde un plano profesional sino también del personal. En este último aspecto, es destacable como lo plantea, ya que ni intima ni socializa con sus empleados, solo se preocupa de conocerlos escuchando lo que dicen y cómo lo dicen y analizando sus acciones, omisiones y errores. Conocer a su equipo le permite trabajar en la motivación, cuando la circunstancia así lo exige, de la manera más adecuada

Para la colaboración, el entorno es fundamental, una sala de reuniones con una pizarra aneja a su despacho. Este detalle es la clave, no hay jerarquías, son todos iguales y parten desde el mismo punto de partida para mostrar su opinión. Es decir, se establece una jerarquía horizontal para favorecer la colaboración entre los distintos miembros del equipo y en un mismo entorno (la sala de reuniones) para favorecer la comunicación.

House M.D. no deja ser una serie de entretenimiento, de más o menos éxito, pero además es un muy buen ejemplo de cómo hacer las cosas y cómo implicar a un equipo para el logro de un objetivo común, en base a tres premisas superación de prejuicios, conocimiento del equipo para potenciar la colaboración y un ambiente adecuado.

En Pymes y Autónomos | ¿La clave para el éxito? Imagen | You Tube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio