Compartir
Publicidad

¿Para cuándo una reforma en profundidad del Régimen de Autónomos de la Seguridad Social?

¿Para cuándo una reforma en profundidad del Régimen de Autónomos de la Seguridad Social?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Quizá porque la mayor parte de autónomos ve lejano el momento de su jubilación, porque los ingresos no son suficientes para aumentar su base de cotización o porque, simplemente, no quieren realizar ninguna previsión para cuando llegue el momento de retirarse, lo cierto es que el 84% de los autónomos cotiza en la actualidad por la base mínima; esto es, como si cada uno de ellos ganase 884 euros al mes.

Esta situación refleja dos problemas fundamentales: que las bases de cotización de los autónomos no reflejan ni mucho menos los ingresos reales de buena parte del colectivo de los trabajadores autónomos y, por otro lado, que las prestaciones recibidas en forma de pensiones son un 40% inferiores al de los trabajadores asalariados como consecuencia de unas menores aportaciones al sistema de Seguridad Social.

Este es un problema que viene repitiéndose año tras año y que ningún Gobierno da solución. Es necesario una reforma en profundidad del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de forma que se establezcan unos tramos de ingresos reales en virtud de los cuales se establezca la cuota que tiene que pagar el autónomo en función de su facturación.

La posibilidad de poder elegir las bases es absurdo. La Seguridad Social, como plan de previsión obligatorio para nuestra jubilación, debería guardar relación con los ingresos de cada trabajador, por dos motivos. Por un lado, para que no se diesen circunstancias tan injustas como la que un trabajador tuviese que pagar más en cuotas a la Seguridad Social que la totalidad de sus ingresos y, por otro, para que el sistema se sostuviese con los ingresos de los que más ganan.

En realidad, una reforma de este tipo no supondría ninguna rebaja en las cotizaciones de los trabajadores autónomos. Antes al contrario, tres de cada cuatro autónomos aumentar sus cuotas a la Seguridad Social con una eventual reforma pero, al menos, se produciría una convergencia entre los asalariados y los autónomos en términos de pensiones que, además, permitiría que los autónomos no se viesen obligados a posponer el momento de su jubilación.

Imagen | Ministerio de Empleo y de Seguridad Social

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos