Llevo un mes utilizando el dictado por voz en mi trabajo, esto es todo lo que he aprendido
Management

Llevo un mes utilizando el dictado por voz en mi trabajo, esto es todo lo que he aprendido

HOY SE HABLA DE

Cada día es más habitual ver como las personas van hablando a su teléfono grabando una nota de voz para enviar por mensajería instantánea. Es una forma de comunicación que ayuda a no tener que escribir lo que vamos expresando verbalmente. Pero también existe la posibilidad de que se pase a texto estas frases y palabras que decimos al micrófono. Es una función que lleva mucho tiempo con nosotros y que ha mejorado de forma notable. Por eso llevo un mes utilizando el dictado por voz en mi trabajo, esto es todo lo que he aprendido y no puedo estar más contento.

Soy de una generación que utilizaba el teléfono para hablar y que si tengo que enviar más de cuatro o cinco mensajes por WhatsApp prefiero llamar directamente y abreviar el trámite. No me gusta especialmente enviar mensajes de voz, simplemente porque prefiero una comunicación directa con interlocución de la otra persona, para que la conversación sea fluida y sobre todo rápida.

Empezamos con los mensajes por dictado de texto

​Todo empezó por este motivo por cambiar mensajes de voz por texto, pero ganar agilidad con dictado por voz, ya que muchas veces, estos mensajes los tienes que escribir mientras vas caminando el resulta más útil y más rápido dictar el mensaje y que se transcriba a texto.

Así fue como me di cuenta que podía ser una herramienta tremendamente útil, no solo para unos mensajes instantáneos sino también para correos electrónicos, para textos que tengo que redactar, para recopilar ideas, sobre todo y decidí ponerlo en práctica.

La mejora del reconocimiento del dictado por voz ha sido sustancial en los últimos años

Empezamos por las notas las listas de tareas que muchas veces utilizo en mi trabajo como una fórmula para no olvidar trabajos pendientes. En lugar de hacer un grabar una nota de voz, utilizaba el dictado lo que luego me permitía recoger esa idea y pasarla rápidamente a un documento de texto, al programador de tareas o dónde correspondiera.

​Poco a poco fui aprendiendo a sacarle más partido, aprender a añadir las pausas. Pero también encontrando algunos inconvenientes, puesto que no es una herramienta perfecta. Lo cierto es que simplifica mucho el trabajo y ahorra muchísimo tiempo.

Algunos problemas con los que me encontrado con el dictado por voz

A la hora de utilizar la herramienta por la calle pueden existir diferentes problemas, especialmente si estás en la calle o muy ruidosa y transitada. Para que el dictado por voz funcione bien requiere de cierta tranquilidad y un entorno más bien silencioso. Aún así me es más ágil que teclear mensajes o correos mientras camino.

El coche es otro punto interesante. El micrófono integrado en el manos libres me permite dictar un texto que luego ya tengo solo que copiar y utilizar donde corresponda. Algo fácil de hacer mientras estamos en un atasco o parados en un semáforo y muy poco recomendable si el tráfico es denso y requiere de toda nuestra atención.

Otro inconveniente con los que me he encontrado tiene que ver con el bilingüismo a la hora de expresar determinadas palabras en diferentes idiomas. El dictado de voz solo reconocerá uno de ellos y si eres de una zona bilingüe, es habitual que muchas veces tus pensamientos no se expresen solo en uno de ellos, sino que puedes saltar de uno a otro de forma anárquica.  Y la cosa se complica.

El dictado por voz es más eficiente en entornos tranquilos

Si las notas de voz se graban en la oficina pueden suponer un problema si trabajamos en una sala abierta. El dictado por voz es mucho más eficiente y, sobre todo más privado, si tenemos un despacho cerrado.

No deja de ser algo parecido a una llamada telefónica solo que somos nosotros los únicos interlocutores. Si en tu empresa ya estás acostumbrado a escuchar las llamadas del resto de compañeros, o hay un ruido de fondo elevado será más complicado ejecutar está herramienta y utilizar el dictado por voz. También es posible que se añadan conversaciones que están por detrás de otros compañeros a tus textos.

Y muchas ventajas (si piensas lo que vas a decir)

La principal ventaja es la rapidez en la redacción. Por muy buena mecanografía que tengas la rapidez la agilidad que te da el dictado por voz hoy por hoy es muy superior a lo que consigues picando el texto.

No es perfecto, requiere una segunda lectura y una corrección, pero en líneas generales resultará mucho más efectivo que tener escribir palabra por palabra en tu teclado.

Si normalmente trabajas un ordenador de sobremesa es muy posible que no tuviera micrófono, pero esta cuestión se puede solucionar utilizando entonces micrófono del teléfono móvil o si tienes infraestructura de videoconferencia en micrófono de la cámara web.

A partir de aquí las posibilidades son ilimitadas. Y la curva de aprendizaje para utilizar y sacar partido al dictado por voz realmente muy baja. Cuándo aprendes hablar un poco más despacio el número de errores se reduce drásticamente. Sobre todo si añades una pequeña pausa y piensas antes lo que quieres decir.

Para que lo utilizo a diario. Fundamentalmente para los correos electrónicos hoy por hoy el 100% los escribo con dictado de voz, después basta una pequeña corrección para poder enviarlo sin problemas.

También lo utilizo cada día para la lista de tareas pendientes, esta forma puede ir añadiendo nuevas a medida que van surgiendo, pero sobre todo me es extremadamente útil para no olvidar ideas o soluciones para mi trabajo que surgen muchas veces en los lugares más inesperados, como esa máquina de ideas llamada cafetera.

Es aquí donde más tiempo he ahorrado. Porque muchas veces esta idea que llega, esta solución que has encontrado no tienes donde anotarla. Y en mi caso, lo más probable es que 15 minutos después me cueste retomar el hilo y recodar esta idea, lo que no solo me hace perder tiempo, sino que acaba irritándome sobremanera y perdiendo mi concentración.

Imagen | Karolina Grabowska en Pexels

Temas
Inicio