Publicidad

El recurso más valioso y del que todas las empresas carecen nos sobra, el tiempo

El recurso más valioso y del que todas las empresas carecen nos sobra, el tiempo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

No tengo tiempo para eso. Esta frase es una de las más repetidas en las empresas en situaciones normales de trabajo. No importa el tamaño o condición. Se ajustan las plantillas para que con el mínimo personal viable podamos sacar nuestro trabajo adelante. Y esto provoca que las horas libres sea algo escaso. Pero precisamente ahora el recurso más valioso y del que todas las empresas carecen nos sobra, el tiempo.

¿Pero lo estamos aprovechando? Tengo la sensación de qué no se está preparando o pensando en el futuro a medio plazo en la mayoría de las organizaciones. Muchas de ellas están preocupadas por el corto plazo, por saber si llegarán o no a final de año, que no se pueden plantear a medio plazo mejoras en sus negocios que se deben preparar con tiempo.

El ejemplo más sencillo lo tenemos en la hostelería. Donde muchos negocios no tienen clientes, pero la mayoría de ellos no saben cuando les cuesta servir un café o una cerveza y qué beneficio sacan de ello. Tampoco si les sale más rentable dar un pincho de tortilla o un aperitivo de paella como fórmula para atraer clientes frente a la competencia, por citar dos ejemplos en el día a día.

Hablamos de negocios que no llevan una gestión digital y profesionalizada del mismo. A veces hasta tienen las herramientas adecuadas para ello, pero no tienen tiempo de formarse, de realizar ese trabajo, que implica controlar determinados aspectos del negocio a los que ahora se ha renunciado. Y es algo que definitivamente les haría ser más rentables, más competitivos a corto plazo y poder mejorar sus ingresos.

En otras empresas no disponen de las herramientas adecuadas y en condiciones normales no tienen tiempo para valorar y probar diferentes propuestas. Justo ahora es el momento donde podemos ver y comparar. Poner en prueba una y trabajar con ella en paralelo a nuestra forma habitual de operar. Ver si nos mejora, si da respuesta a lo que pedimos o no. Y comparar con otras para elegir que mejor se adapta a nuestro negocio.

Cada empresa sabe dónde tiene el parche por el que se le escapa el aire periódicamente, pero no puede pararse habitualmente a cambiar la rueda por falta de tiempo. Es el momento de analizar con calma, de realizar pruebas e incluso de formar al personal para tenerlo resuelto a corto plazo y dar un impulso a nuestro negocio en la salida de la crisis.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios