Compartir
Publicidad

Dinámicas de conflicto planificado

Dinámicas de conflicto planificado
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuando con la tónica iniciada la semana pasada hoy vamos a hablar de una dinámica grupal que puede realizarse en procesos selectivos. En este caso se trata de una dinámica adecuada para puestos no estratégicos, es decir, para seleccionar personal que deberá trasmitir ordenes superiores pero no necesariamente tomarlas.

Buscamos por tanto una dinámica que nos muestre la capacidad de interiorizar órdenes superiores y trasmitirlas con convencimiento. Una manera de separar las actitudes de las aptitudes, que se valoran en otras pruebas, radica en exponer casos éticos y morales que no necesiten expresar conocimientos técnicos para así centrarnos en los datos que estamos buscando en los candidatos.

A diferencia de la "dinámica del fin del mundo" ahora vamos a presentar un caso donde deberá tomarse una decisión grupal pero cada persona tendrá que interpretar un rol definido por el entrevistador. Esto procura evitar que los candidatos tomen la actitud más correcta políticamente y se centren en defender la postura que se le ha otorgado aunque sea contraria a su propia ética.

Por otro lado se asegura el conflicto y se dificulta la toma de decisiones, lo cual ayuda a que se exterioricen las formas naturales de expresarse y defender las ideas, aunque no sean propias. Vamos a ponernos en situación imaginando a tres candidatos sentados en torno a una mesa donde se desarrollará el debate (si puede ser redonda mejor, aunque con tan pocos participantes no suele ser un problema).

Para esta dinámica pueden utilizarse muchos casos pero hoy voy a usar el de la madre enferma (ahora lo entenderéis, aunque es un caso muy utilizado). Para ello le damos a cada persona un folio que estará boca abajo con las instrucciones a seguir. Lo leerán en silencio y luego comenzará el tiempo de debate. Nadie debe conocer el rol de los demás participantes de la dinámica. Uno de estos folios puede decir, aproximadamente, lo siguiente:

" Eres el hijo mayor de una familia humilde, de muy bajos recursos. Estas sentado en una mesa con tus dos hermanos para discutir un grave problema familiar. Vuestra madre está enferma y necesita urgentemente una medicación experimental para salvar su vida. Es la única alternativa. Esta medicina resulta demasiado cara para vuestros humildes bolsillos pero estáis dispuestos a hacer lo que sea por salvarla. Desde pequeño tu madre te ha inculcado una fuerte moral contraria al robo y el delito, siendo su lema "pobres pero honrados". Ahora que no puede hablar y solo queda una esperanza sientes la necesidad de defender lo que siempre has pensado, que ser honrados ha evitado que tuvieran el dinero para mantener una vida digna y que es la principal causa de vuestra pobreza. Por ello consideras que la mejor alternativa es robar el medicamento. Sabes que algunos hermanos estarán totalmente en contra de tu posición pero estás dispuesto a correr los riesgos necesarios por conseguir la medicación lo antes posible. El problema es que es imposible realizar el robo a solas y que cuanto más esperéis más riesgos corre vuestra madre."

Como se puede leer se dicta con una solución concreta, que no tiene por qué ser la mejor, siendo un problema ético con unas directrices muy marcadas por la propia dinámica. Los demás contarán con la decisión de un personaje que deberán defender, de modo que el debate esté asegurado. Algunas personalidades para el caso podrían ser:

  • Un hermano considera que no se debe robar, tal y como defendió siempre la madre, que si Dios así lo ha querido así será. Deben asumir que va a fallecer y no permitirá que los demás manchen sus enseñanzas pues cree que deben ser coherentes con las creencias de su madre.

  • Otro hermano opina que deberán trabajar duro para lograr el dinero. Tiene fe ciega en que lo van a lograr y que ella aguantará hasta que puedan costearlo. No soporta la actitud derrotista y cree que la única manera de lograrlo es que todos trabajen duro.

De este conflicto debemos comprobar la manera en que se relacionan los candidatos y cómo defienden las ideas. En algún caso podrá darse el caso en que la persona se encuentra defendiendo su postura real pero esto no es un problema pues el conflicto se asegura por la conjunción de roles y se fomenta un debate vivo.

Es posible que no se llegue a ninguna solución, caso en el que posiblemente cada uno ha llevado su posición hasta las últimas consecuencias sin dar el brazo a torcer. La manera en que lo hacen y cómo intentan convencer a las posturas contrarias es realmente la información más útil.

En muchos casos el candidato encuentra la manera de introducir sus opiniones dentro del rol que le ha tocado y proponen soluciones alternativas con las que se puede llegar a un entendimiento ¿Se os ocurre alguna?. Esta característica es también muy valiosa pues resulta una actitud creativa y mediadora dentro de un conflicto. Por lo contrario hay personas que se obcecan y no realizan un verdadero debate pues simplemente se niegan en redondo al resto de posibilidades llegándose incluso a descubrir actitudes violentas e indeseables.

En caso de contar con una persona así en la dinámica nos puede mostrar cosas interesantes respecto al resto de personas. Lo importante es saber aprovechar el debate para extraer información actitudinal aunque lo normal es que los candidatos luchen por hacerse notar en una dinámica y ganar importantes puntos en un proceso selectivo.

En Pymes y Autónomos | Dinámicas | Buscando al Nº1 | La dinámica del fin del mundo Imagen | Herbie Cans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio