Compartir
Publicidad

Cuatro excusas de empresas para no implantar el teletrabajo

Cuatro excusas de empresas para no implantar el teletrabajo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El teletrabajo no termina de despegar como forma de organización laboral en España. La tecnología sigue allanando el camino, pero las empresas mantienen serias reticencias para incorporarlo de forma permanente y con carácter general en su funcionamiento diario. No vive, precisamente, su mejor momento. No sólo por su aún escasa expansión, si no por la decisión de grandes empresas como Yahoo o Telefónica, que han puesto cierto coto al número de empleados que llevan a cabo sus tareas desde casa.

Entre las excusas que se suelen escuchar de boca de los responsables de recursos humanos, podríamos destacar cuatro: - Menor control. Es, quizás, la primera justificación que se lanza desde el pequeño empresario al que se le plantea el teletrabajo. “¿Cómo voy a controlar que mis trabajadores cumplan con sus obligaciones y que cubran con toda su jornada?”, se preguntan.

  • Menos productividad. Sin apoyarse en datos sobre casos en los que sí ha funcionado, el grueso de los responsables que se plantean este cambio están convencidos que esta fórmula sólo socavará el rendimiento de su plantilla, al estar expuesta a demasiadas distracciones y no contar con horarios fijos.

  • Ausencia del contacto físico. Es la que utilizó la compañía Yahoo para reubicar a todos sus trabajadores en una sede central en Nueva York. “Para ser el mejor lugar de trabajo, la comunicación y la colaboración serán importantes, así que necesitamos trabajar codo con codo”, destacaba la CEO, Marissa Mayer.

  • Dificultad tecnológica. Otros alegan las barreras que, según ellos, existen no sólo para la gestión del día a día, si no para acceder a herramientas de control con las que incrementar la eficiencia.

Como extra, podríamos incluir la influencia que, de manera indirecta, tendrán decisiones como las que hemos comentado de gigantes tecnológicos. Si plegar velas es, realmente, la tendencia, con toda probabilidad será una nueva excusa para los más pequeños: “Si lo hacen ellos, será por algo”.

Todos esos puntos pueden ser, claramente, rebatidos. Y también tienen una parte de razón. No hay verdades absolutas, ni principios inquebrantables. Lo que resulta evidente es que aún queda mucho que experimentar (y mejorar) si se quiere un sistema para el que no haya excusas.

En Pymes y Autónomos | Empresarios que eliminan el teletrabajo en sus empresas, ¿retrógrados o visionarios?, El teletrabajo, las pymes y la flexibilidad en los horarios Imagen | elenac

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio