Compartir
Publicidad

Unificar las sedes y eliminar el teletrabajo para hacer ‘piña’: el caso de Yahoo

Unificar las sedes y eliminar el teletrabajo para hacer ‘piña’: el caso de Yahoo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace algo más de dos meses conocíamos que Yahoo plegó velas en la expansión del teletrabajo y decidió aunar a todos sus trabajadores en sus sedes. Ahora, la compañía decide unificar todos los centros de trabajo en Nueva York con el objetivo de fomentar la cultura de equipo y la colaboración... ¿Van bien encaminados estos pasos dados por la compañía liderada por Marissa Mayer?

En marzo todos los focos se pusieron sobre Yahoo. Tras años de evangelización sobre las bondades del teletrabajo (en Estados Unidos se calcula que hasta una cuarta parte de los empleados han llevado a cabo algunas de sus tareas desde casa), decidía poner fin a esta modalidad laboral. “Para ser el mejor lugar de trabajo, la comunicación y la colaboración serán importantes, así que necesitamos trabajar codo con codo”, explicaba Mayer, quien fijó en junio la fecha para esa ‘vuelta a la oficina’.

Esta decisión de erradicar el trabajo desde casa llegaba de una directiva que provenía de Google, una de las compañías que más impulsado lo que ellos denominan “trabajo en remoto”. No hacen falta permisos, ni estatus específicos, sino unos objetivos concretos que lograr a final de mes y la motivación suficiente para alcanzarlos. No se ha detectado una bajada de la productividad o unos resultados peores.

Ahora, unos días antes de ese regreso a la oficina de los ‘teletrabajadores’ de Yahoo , la compañía anuncia la mudanza a una única sede en el antiguo edificio del diario New York Times, en Times Square. Los 500 empleados que hoy trabajan divididos en tres oficinas por distintos puntos de la ciudad neoyorquina se reunirán de nuevo. El objetivo es, además, lograr espacio para un posible crecimiento de hasta 200 trabajadores más a corto-medio plazo.

El criterio para esta mudanza de la compañía tecnológica es exactamente el mismo que esgrimió cuando anunció el ‘bombazo’ contra el teletrabajo: hacer ‘piña’ en la plantilla y hacer que los trabajadores colaboren de forma más estrecha, con un contacto físico diario.

Es innegable la coherencia de ambas decisiones: unificar el centro de trabajo para así generar una imagen más compacta de empresa. También lo es el retroceso para la modalidad de teletrabajo que tanto se ha defendido en los últimos tiempos. No hay duda de que el contacto físico a diario ayuda a esa colaboración más estrecha, aunque sí la hay sobre si compensa con el ‘sacrificio’ que muchos trabajadores deberán hacer, tras años con una mejor conciliación laboral y familiar. El tiempo dirá si mereció la pena.

En Pymes y Autónomos | ¿Es la crisis económica enemiga del teletrabajo?, Empresarios que eliminan el teletrabajo en sus empresas, ¿retrógrados o visionarios? Imagen | ashemedai

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio