Compartir
Publicidad
Publicidad

La tesorería en las pymes: hacia la gestión activa

La tesorería en las pymes: hacia la gestión activa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No deja de resultar sorprendente analizar la cantidad de empresas medianas que en la actualidad no realizan una gestión activa de la tesorería y más llamativo es que resulte ser así en un momento como el actual, de crisis económica y de gran tensión en los mercados financieros que se refleja en una extrema dificultad en lograr financiación.

Aún con este panorama tan complejo y exigente, la mayoría de las empresas de tamaño mediano ni se plantean buscar una solución que les permita la optimización de la gestión de su tesorería, de este modo la mayoría de los tesoreros o directores de este tipo de empresa gestionan su cash-flow forecast, las previsiones de cobros y pagos y sus líneas bancarias de circulantes (pólizas de crédito y líneas de descuento) mediante hojas Excel que completan con la información que les llega de los bancos por los canales tradicionales.

Esta forma de trabajo es poco operativa, lenta e ineficiente, resultando además muy cara para gesionar el capital de la compañía, ya que este modelo es el resultado de una época pasado en la que el modelo no fue necesario mejorar porque el acceso a líquidez era casi ilimitado y relativamente sencillo.

Con el cambio de contexto pocas son las empresas que concentran los saldos acreedores en cuenta centralizadora o tesorera (con movimiento físico o nocional del dinero) y excepcionales son las que se plantean combinar los saldos acreedores de las cuentas a la vista con los saldos deudores de las pólizas o líneas de crédito.

Hasta hace no mucho, el acceso a los especialistas de cash mangement de los banacos era una figura sólo accesible a los tesoreros de las grandes empresas. Este les ayudaba a estrucuturar los cobros y pagos del modo más eficiente, mejorando los canales de intercambio de información con los bancos y reduciendo el impacto del epígrafe de gastos financieros en sus cuentas de pérdidas y ganancias, y disminuyendo, además, sus necesidades de líneas de financiación.

En la actualidad, cualquier empresa de tamaño medio, puede tener acceso a estos especialistas de cash management y a los servicios bancarios de gestión. El mercado tecnológico ofrece paquetes muy competitivos a unos costes, conforme a un análisis de coste oportunidad, muy económicos, y con los cuales se puede automatizar, mejorar los tiempos y los costes y sobre todo profesionalizar la actividad de la tesorería de las empresas.

La coyuntura actual, nos ha enseñado que la liquidez de una empresa es tan importante como su ebidta y es fundamental para su superviviencia, por lo que dentro de la lista de prioridades de cualquier empresario la gestión profesional de su tesorería debería ser algo prioritario e ineludible.

Imagen | RogueSun Media
En Pymes y Autonomos |¿Qué es lo que no se financia?, Modificar las formas de cobro para mejorar las ventas, Mi empresa tiene que ser seria... hasta para cobrar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos