Compartir
Publicidad

La falta de prestaciones a los autónomos hace que el RETA sea el régimen que menos déficit generan a la Seguridad Social

La falta de prestaciones a los autónomos hace que el RETA sea el régimen que menos déficit generan a la Seguridad Social
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace algunos años, la Seguridad Social es uno de los organismos públicos que más déficit generan a las arcas públicas. A cierre de 2017, este fue de 16.800 millones de euros. Una cantidad que ha provocado verdaderas dificultades para satisfacer las prestaciones públicas, hasta el punto de dejar casi a cero la hucha de las pensiones.

Sin embargo, no se puede decir que este déficit haya sido provocado por los autónomos. Y es que, según la Secretaría de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT con datos del Ministerio de Empleo, el Régimen General es responsable de casi el 45% de este déficit, con una cifra negativa absoluta de 8.400 millones de euros, mientras que al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), tan solo se le atribuye un 7%, de 1.306 millones de euros.

Sin embargo, siendo significativa esta diferencia, lo que de verdad llama la atención es el déficit que se puede atribuir a cada afiliado. Así, y mientras en el caso de los autónomos esta cantidad fue de 436,1 euros por afiliado, en el Régimen General esta cantidad ascendió a 200 euros más, de 638,8 euros.

Pero no solo el RETA sale bien parado en relación el Régimen General. Si comparamos el déficit por afiliado con respecto a otros regímenes, observamos que es también el que menos déficit ha generado de todos ellos. Así, por ejemplo, en el caso del Régimen Especial de la Minería del Carbón cada afiliado genera 406.970,7 euros de déficit, aunque el porcentaje total de déficit generado es menor que en el caso del RETA (6,7%).

Algo similar ocurre con el Sistema Especial de Empleados de Hogar, el último de los incorporados al sistema de la Seguridad Social, que es responsable de 1,9% del déficit pero cada afiliado cuesta 834,5 euros, más del doble que lo que genera un autónomo y una cantidad significativamente mayor que la del Régimen General.

Desde luego, si a alguien hay que echar la culpa del déficit cada vez más acusado de la Seguridad Social, seguro que no es a los autónomos, los trabajadores más baratos desde el punto de vista de este organismo. Las causas son diversas, pero en la mayoría de los casos responden a la dificultad para acceder a algunas prestaciones, como el cese de actividad, y las pobres pensiones de jubilación que reciben en comparación con otros regímenes, lo que les obliga a cotizar durante mucho más tiempo.

En Pymes y Autónomos | Prestaciones del Régimen Especial de Autónomos

Imagen | Hans

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio