Compartir
Publicidad

Rompiendo el hielo

Rompiendo el hielo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre se asocia la figura del emprendedor a la de una persona extrovertida, sociable y elocuente. Estas caraterísticas es lo que definirían el retrato robot del emprendedor.

Pero no todas las personas no son tan sociables, ni tan elocuentes, ni tan extrovertidas y, si bien, no llegan a ser misántropas, les cuesta entablar conversación con gente nueva y establecer nuevas relaciones.

En estos casos, este tipo de personas, que no son tan atípicas, ¿verán cercenadas sus posiblidades de emprender?.

No daré una respuesta categórica pero una persona que se caracteriza por la timidez no lo tendrá sencillo porque su empeño le exigirá relacionarse, hablar en público y destacar entre los demás.

Cómo superar la timidez

  • Soslayar el miedo escénico

Si hablar en público te supera, siempre existen sloluciones, la más sencilla planificar tu agenda para tener reuniones personales individuales. Que no hay más remedio que hablar en público, la solución es hacer lo que hace la mayoría de las personas prepararse un guión y soltar tu speech.

  • Habilidades sociales

Hay peronas que les son innatas y son capaces de establecer una conversación hasta con una piedra. Para aquellas personas que han de trabajar estas habilidades les exigirá a aprender a salir de su zona de confort. Para estos casos, acudir a grupos de teatro o a actores resulta de gran utilidad y de hecho, utilizar este recurso es más común de lo que se podría imaginar. Otra opción, por supuesto, son las sesiones de coaching.

  • Descubre tus posibilidades

La gente tímida se caracteriza por ser cauta, detallista y con gran capacidad para la escucha. Pero esto es bueno cuando no se tiene que asumir el peso de la conversación, cuando es necesario llevarlo es necesario trabajar nuestro autocontrol para que no bloquearse a la hora de dirigir una conversación.

Realmente, un proyecto viable y con buenas perspectivas nunca se verá truncado por que su promotor carezca de buenas dotes comunicativas. Pero no hay que olvidar que cuando se comienza el principal activo del proyecto es uno mismo y es lo que se está vendiendo por lo que cuanto más se haga por mejorar nuestras capacidades y habilidades, mayores serán nuestras posibilidades de éxito.

Imagen | Rachel Haller

En Pymes y Autónomos | Al hablar en público, cautiva a tu audiencia , El candidato a emprendedor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio