Compartir
Publicidad

Al hablar en público, cautiva a tu audiencia

Al hablar en público, cautiva a tu audiencia
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando uno habla en público para realizar una presentación, como ocurre en un elevator pitch, lo más importante es exponer con claridad las ideas que se desean transmitir pero, tanto como eso, es no aburrir al público y captar su atención.

Además, es fundamental denotar seguridad y autoestima para que la actitud del orador eleve el contenido de la exposición y haga aún más eficaz el mensaje que se intenta transmitir.

Sin embargo, aunque a veces se intenta hacer el mayor de los esfuerzos se acaban cometiendo errores que dilapida tanto el mensaje como al ponente.

Errores a evitar

  • Las "muletillas"

Hay expresiones que hacemos nuestras y las mencionamos de forma reiterada. Si esto ocurre es conveniente trabajar para eliminarla por completo, sobre todo si se suele hablar en público o se está preparando un discurso para una audiencia determinada.

  • Los comodines y el tartamudeo

A nadie nos gusta que un ponente utilice comodines tales como "ummm, uh, eh, aaaa". Esto es aplicable a nosotros mismos también. Estas expresiones y el tartamudeo hay que evitarlos porque manifiestan ansiedad per, además, segan la atención de la audiencia con los efetos adversos consiguientes.

  • La entonación

Es evidente que cada uno tiene su tono de voz, sin embargo, cuando se habla en públio hay que hacer un esfuerzo por hacerse entender y que nos oigan. Hablar en un tono bajo denota un problema de timidez e inseguridad y esto se evidencia al instante.

Un ejercicio práctico para mejorar esto es grabarse con un grabador o cualquier dispositivo móvil al tener una charla. Es la mejor forma de identificar en directo el tono de voz.

  • Hacer fading al final de las frases

Cuando se habla en público se suele cometer este error, se mantiene un mismo tono pero cuando la frase llega a su fin se nos va apagando la voz produciendo una molesta sensación en quienes nos están escuchando.

  • Voz monótona

No hay peor cosa que escuchar un discurso o una presentación en el que el ponente no module la voz. Utilizar adecuadamente la entonación nos permite mostrar entusiasmo y pasión y embaucar a nuestro auditorio.

  • El lenguaje corporal

No consiste en actuar como un mimo, pero la falta de lenguaje corporal podría aburrir, mientras el exceso de lenguaje corporal podría distraer. Desde luego, lo conveniente es estar cómodo con los gestos y evitar algunos como meterse las manos en los bolsillos o cruzarse de brazos.

  • Los jadeos

Los micrófonos juegan malas pasadas, y en ocasiones captan perfectamente cómo inhalamos y exhalamos el aire, provocando jadeos que nos mostrarían como ansiosos o nerviosos, y transmitiendo ese mismo sentimiento a los oyentes.

  • No mostrar entusiasmo

Si se habla en público es porque se quiere transmitir y eso lleva implícito entusiasmo y convicción el lo que se está diciendo. En esto, las anteriroes pautas nos ayudan a convencer y cautivar a nuestra audiencia.

Como resumen, las claves para un buen "speech" son dominar el ritmo y entonación de las palabras, la colocación ideal de pausas entre frases y el ir adquiriendo la capacidad de pensar en la siguiente frase que vamos a decir sin perder atención en la frase que estamos diciendo.

Imagen | Kheel Center En Pymes y Autónomos | La presentación de un proyecto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio