Publicidad

¿Hará el COVID-19 a las empresas más cercanas al trabajador, que sufre un ERTE y la pérdida de un ser querido?

¿Hará el COVID-19 a las empresas más cercanas al trabajador, que sufre un ERTE y la pérdida de un ser querido?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El escenario actual no es el teletrabajo. Obviamente la gran mayoría de trabajadores no puede desempeñar su labor desde casa. No es el futuro. No nos hemos digitalizado de repente, todo ha sido debido a una crisis.

Lo que más abunda en nuestro país son personas que han sufrido un ERTE, autónomos que no saben sin podrán abrir sus pequeños negocios, al igual que las pymes y micropymes. El miedo a la enfermedad, más la angustia de no contar con suficientes ingresos, ¿hará que mejore la relación entre la empresa-trabajador?

Pérdida de libertad, ansiedad, miedo

Estos tres sentimientos acompañan a los trabajadores, ahora desempleados o que han sufrido un ERTE. El no poder salir de casa (aunque sea por nuestro bien) genera ansiedad, estrés. La ansiedad la provocan las noticias negativas y la realidad: fallecen miles de personas y otras tantas montan fiestas en sus balcones. Es desconcertante.

Y el miedo, por supuesto, por haber perdido a un ser querido y por temor a contagiarnos. No se trata de contar noticias negativas sino de plasmar la realidad. Muchos españoles no llegan a fin de mes, se está pidiendo ayuda para poder comer. ¿Qué indica esta situación a las empresas? Trabajadores con los que contaba que lo están pasando mal, muy mal.

Han hecho un ERTE en mi empresa, no sé si volveré

Con esta realidad, lo primero que podrían hacer las empresas es escuchar. Conocer las incertidumbres de sus trabajadores, saber qué les preocupa y qué esperan. Sin conocer al receptor los mensajes que se den son siempre imprecisos. ¿Mantienen la confianza en que la empresa recuperará la actividad?

Lo más común es escuchar a un afectado por un ERTE, no tener conocimiento de lo que va a suceder con su puesto de trabajo, puesto que si la empresa ya iba mal, en dos meses no cree que las cosas mejoren. ¿Por qué no ser sincero con tu plantilla?

Las grandes empresas 'suben' el sueldo a sus trabajadores

Muchas de esas organizaciones que están teniendo estos pequeños gestos con su plantilla, están teniendo unos grandes beneficios. De hecho, un hipermercado prometió que subiría 200 euros a sus trabajadores, una pequeñez si hacemos números y adivinamos las cantidades de dinero ganado en dos meses donde la gran mayoría de clientes realiza su compra alimentaria tanto online como físicamente.

Es hora de aplaudir a esos hombres y mujeres que están dando el callo, pero también es hora de animar y de escuchar a los que han sido enviados a casa por 'vacaciones forzosas'. ¿O sólo se preocupan por sus empleados cuando las vacas vienen gordas?

Si un empresario no quiere perder la confianza con sus trabajadores debería empezar a aumentar la comunicación. Que no el ruido. Ya estamos comprobando que hablar por hablar durante horas a veces no sirve para decir nada.

Estas personas tienen derecho a que su compañía no les deje en silencio, en casa, confinados y sin saber si podrán regresar. Y si sumamos una pérdida familiar, un detalle, un correo no resulta tan difícil por parte de la empresa.

Ahora más que nunca, es cuando una empresa debe demostrar que sin sus trabajadores no sirve. No se trata de prometer algo falso. Pero sí de dejar claro a esa persona que no es un número y sí alguien con quien cuenta, si el contexto mejora. Empatía lo llaman.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios