Compartir
Publicidad

Empezar de cero tras 20 años en una empresa

Empezar de cero tras 20 años en una empresa
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la crisis económica, las palabras emprender o reinventar han estado en boca de todos. De expertos que asesoran a personas que deciden abrir un negocio, en diversos cursos, charlas, y conferencias para animar al personal a modificar su comportamiento en el terreno laboral.

Sin embargo, no todo el mundo afronta la pérdida de un empleo con la misma motivación ni con ganas de formarse. Cuando llevas más de 20 años en la misma empresa, el día que te dicen adiós, empezar de cero se convierte en un reto a superar muy duro.

Segundas partes nunca fueron buenas ¿por qué?

Imaginemos a una mujer que lleva 18 años de su vida acudiendo todos los días a una tienda, no es de su propiedad, es dependienta en un negocio de venta de muebles. De vez en cuando se angustia porque piensa que con la crisis la pueden despedir cualquier día. Pero no sucede.

Durante esa década se ha comprado un piso, ha viajado y llevado un tren de vida mejor que algunas personas que han pasado años y años estudiando una carrera y confiando en que esa inversión les daría como recompensa un trabajo bien remunerado. Ella sí lo tiene a costa de echar muchas horas y de lograr un 'master' en habilidades sociales diario.

El horario es pésimo, apenas tiene tiempo de comer o descansar pero se ha acomodado en un trabajo sencillo y que le gusta. Amabilidad con los clientes, aguantar las horas en las que nadie entra al comercio manteniéndose ocupada y así día tras día.

El cambio

Hasta que de repente una mañana le anuncian que se acabó. Que las ventas han bajado y que su puesto lo puede ocupar el dueño.

Sin experiencia en otro trabajo, sin saber lo que significa un cambio en una existencia donde todos los días han sido similares, ahora de aprender a hacer un currículum, y pensar en qué hacer a nivel profesional y empezar de nuevo.

Un despedido es una mala noticia pero también una oportunidad para hacer algo diferente con tu vida.

Empezar de cero es lo normal

En la actualidad donde permanecer mucho tiempo en la misma organización es un milagro, el empleado ha aprendido a no acomodarse y a estar preparado para "hacer las maletas" y empezar de nuevo.

Formarse en otro sector donde jamás imaginó trabajar, aprender pasados los 40 otro oficio, son actitudes habituales. Hay vida tras el despedido y muchas oportunidades de encontrar nuestro espacio pero en un nuevo escenario.

Ni es fácil, ni quizás genere esa tranquilidad que da el saber que tienes un horario de 9 a 14 h, y de 17 a 20 h, pero hay que estar preparado para ese día en el que decidan por nosotros que se acabó esa rutina. La felicidad tras un despido después de muchos años en una empresa existe, siempre y cuando estemos dispuestos a arriesgar y adoptemos una actitud realista y positiva a partes iguales.

En Pymes y Autónomos|Los tres grandes ingredientes de la motivación: maestría, pertenencia y significado,Diez consejos para un despido

Imagen|Josean Prado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos