Compartir
Publicidad
Publicidad

Del IVA, ni hablamos

Del IVA, ni hablamos
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la cuestión del fraude fiscal cada uno tiene su propia opinión y en el caso particular de España, la mayoría entiende que es algo justificado por la mala administración del dinero público que se realizar y por los innumerables casos de corrupción política que cada día salpican las páginas de los periódicos.

Dejando de lado la vacuidad de estas argumentaciones, lo que es incuestionable es que la recaudación del IVA en España es objeto de fraude de manera permanente, no sólo por la propia actitud del empresario o profesional liberal sino por la propia actitud de la ciudadanía en general. Que vayas a reparar un vehículo y el mecánico te pregunte si quieres factura, debería de resultarnos tan extraño como ir a cenar a “Zalacaín” y el camarero nos preguntase si queremos que nos ponga la cena en un plato.

Es realmente alarmante como en España nos estamos acostumbrando a vivir con el fraude contemplándolo cada vez más como un hecho natural de nuestras vidas. Es asombroso ver cómo permanecemos inmutables ante el conocido que alquila o vende una vivienda de protección oficial por encima del precio que reglamentariamente puede hacerlo (evidentemente, cobrando la diferencia en “dinero negro”), o aquel negocio tiene trabajando a un inmigrante sin papeles, o el desempleado que sabemos que cobra la prestación pero que contamos con él para que nos haga nuestra reforma, o los abusos con el PER, etc.

Con estos mimbres y con la situación económica que tenemos, desde diferentes organismos internacionales, y el más influyente de todos, la Unión Europea, nos obligan a reducir el déficit público. Para ello seguimos los pasos de gran parte de los países europeos de reducción de gasto público y subida de impuestos (IVA), tal y como han hecho Finlandia, República Checa, Estonia, Grecia, Letonia, Lituania, Hungría y el Reino Unido desde el inicio de la crisis en el 2008. Alemania los subió en el 2007.

Sin embargo, parece que la lucha contra el fraude en el IVA va a continuar siendo la asignatura pendiente de Hacienda y, esto, es realmente alarmante. Según los datos de Gestha, conforme al indicador europeo de recaudación por IVA según el consumo el consumo privado, España es el país que tiene la tasa más baja de la Unión Europea, solo por delante de Luxemburgo. En otras palabras, somos el país europeo que menos IVA recauda, lo cual es indicativo del elevado fraude existente en nuestro país.

Vía | Gestha
En Pymes y Autónomos | Los otros mileuristas, En la cuenta atrás para la subida del IVA
Imagen | Fluzo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos