Compartir
Publicidad

Cuando ser mujer es sinónimo de ganar menos y otear un futuro gris

Cuando ser mujer es sinónimo de ganar menos y otear un futuro gris
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La brecha salarial entre hombres y mujeres alcanza casi el 23%, según los últimos datos disponibles, lo que supone que una mujer tiene que trabajar 84 días más al año para ganar lo mismo que un hombre, según un estudio de UGT del que se desprende que el empleo no impide el empobrecimiento femenino,la precarización del trabajo a tiempo parcial y la presencia de mujeres de ciertos sectores determinan una situación económica peor que la de los hombres en términos globales.

El informe, presentado por Almudena Fontecha, constata que el 90% de los hogares con un adulto e hijos a cargo están sustentados por mujeres y son los que afrontan un mayor riesgo de pobreza, al percibir menores rentas que los varones. Ser mujer es sinónimo de ganar menos y de otear un futuro gris. No me gusta ese papel o rol de víctima que se asocia a la mujer siempre. Pero en algunos de estos datos no queda espacio para la duda en cuanto a desigualdades.

Si nos quedamos con las cifras y dejamos de lado otras percepciones, un hombre ganaba en España en 2011 unos 25.667 euros al año, las mujeres tenían una retribución de 19.767 euros, un 0,5% más de diferencia que en 2010: el sueldo medio de una mujer en España es el 77,01% del sueldo medio de un hombre. Aunque los salarios subieron en el mismo periodo un 0,5%, para ellos subió un 0,74%, mientras que entre las mujeres apenas llegó al 0,16%.

En 2012, más de 7,7 millones de mujeres estaban ocupadas y de ellas, 1,7 millones percibían ingresos inferiores a 612,9 euros al mes, es decir, su sueldo estaba por debajo del umbral de la pobreza.

"Mientras en el conjunto de la Unión Europea la tasa de pobreza para las personas que trabajan con jornada completa es del 7,3%, en España alcanza la proporción 11,8%. Más amenazante para las mujeres que son las que desempeñan la mayor parte del trabajo a tiempo parcial que se desarrolla en España, es conocer que el riesgo de pobreza con una jornada a tiempo parcial alcanza el 18,3%, cuatro puntos por encima del 12,4% del riesgo, ya elevado, del total de las mujeres europeas", explica el estudio.

Las mujeres se sitúan mayoritariamente en las cuantías más bajas de las pensiones contributivas, con una media de 440,25 euros al mes (dos mujeres por cada hombre en este tramo) y, en cuanto a las de jubilación, la media es de 849,79 euros al mes, un 32,58 por ciento menos que entre los hombres. El 24,48% de los hombres percibe pensiones por debajo del SMI, frente al 71,81% de las mujeres.

Por supuesto que muchos hombres se encuentran en esta misma situación e incluso peor. También es cierto que hay algunos trabajos que no son desempeñados normalmente por mujeres (trabajos que requieren esfuerzo físico grande) pero a la vez, no se puede discutir que no hay tantas mujeres ejecutivas, que sólo unas cuantas aparecen en los medios.

Y el resto o bien abandonan sus carreras para cuidar de los hijos (al contrario sucede menos) o aceptan trabajos que están por debajo de su preparación, lo cual no es exclusivo de la mujer por lo tanto no estoy de acuerdo al cien por cien con este estudio. Tanto para hombres como para mujeres no son buenos tiempos en lo laboral.

Mujeres luchadoras y trabajadoras las ha habido siempre, y en situaciones mucho más duras que las actuales, pero sería injusto como mujer no señalar a muchas que aprovechando su condición de fémina pretenden ascender en sus puestos por el simple hecho de haber nacido mujer.

Ese tipo de leyes que obligan a las empresas a contratar a mujeres no me parecen justas ni lógicas. El dueño de una empresa debería contratar a un empleado por su valía no por su sexo. Pero esa es otra historia.

En Pymes y Autónomos|Las mujeres autónomas están capeando mejor la crisis que los hombres,La igualdad plena para la integración de la mujer y la realidad empresarial de la pyme Imagen|Recuerdos de Pandora

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio