Compartir
Publicidad
Publicidad

La igualdad plena para la integración de la mujer y la realidad empresarial de la pyme

La igualdad plena para la integración de la mujer y la realidad empresarial de la pyme
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ayer, la profesora sueca Anita Nyberg expuso en una conferencia en San Sebastián que el camino efectivo para la integración de la mujer en el mercado laboral para por conseguir la igualdad efectiva de trato entre hombres y mujeres en aspectos como los derechos de las bajas maternales eliminaría de facto la discriminación laboral de la mujer. En este sentido, si un hombre y una mujer tuvieran los mismos derechos, no existiría la discriminación intrínseca que existe a la mujer por el riesgo que tiene un embarazo a efectos económicos, dado que ambos tendrían los mismos derechos frente a una baja maternal.

Ya comenté en estas mismas páginas cómo la discriminación positiva que tiene la mujer en referencia a las bajas maternales perjudica su integración y aunque el camino para eliminar esta discriminación sea una igualdad real y efectiva, a efectos prácticos, en las empresas españolas, esta igualdad de facto puede ser letal si no se cuenta con el suficiente apoyo institucional y el cambio de mentalidad de los propios trabajadores.

Una empresa que tenga tres trabajadores, si tiene que sustituir a una de ellas por embarazo va a ver cómo sus costes de personal aumentan de manera importante, a pesar de la cobertura de la nómina de la trabajadora en baja, los costes de seguridad social del hipotético trabajador que sustituye a la embarazada no están cubiertos plenamente. Por tanto, existe merma económica, que para una gran empresa no es muy importante.

El segundo gran punto es el coste de reemplazo, sustitución y periodo de adaptación de un trabajador para un puesto durante sólo 16 semanas. En algunos casos, es preferible dejar el puesto sin cubrir antes que acometer todo el proceso de formación necesaria de la persona que entra. En esta tesitura, la propia directora de IFEMA aportaba un punto de vista nuevo en las relaciones empresa-trabajadora en una tertulia que coincidí con ella.

Actualmente, durante el periodo de baja maternal, la mayoría de trabajadores se desvinculan totalmente de las empresas y este proceso es realmente traumático para las pymes. Existen puestos de trabajo y puestos y sería mucho mejor para todos, una baja parcial y una presencia laboral de algunas horas al día y buenas coberturas por parte de las empresas en atención a la trabajadora y bebé que una desvinculación plena de la empresa durante 16 semanas.

Nuestra legislación tiene un sistema de bajas maternales que está adaptado y pensado para las grandes empresas y que pasa por alto la verdadera dimensión y estructura de la pequeña empresa, a pesar de la gran generadora de empleo es ésta última. Hay que caminar en pro de la igualdad de trabajadores, por supuesto, pero también hay que hacer una legislación flexible adaptada a cada puesto y al tamaño real de la empresa si queremos lograr una verdadera conciliación y la eliminación de la discriminación de la mujer dentro del mapa laboral.

En Pymes y Autónomos | Se autoriza la baja maternal a tiempo parcial para autónomos
Imagen | Irannis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio