Compartir
Publicidad
Publicidad

Agudizando el ingenio, menos es más

Agudizando el ingenio, menos es más
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si me preguntas que qué prefiero, si tener mucho dinero o no tanto, no tengo ninguna duda de cual sería mi respuesta. Hace tiempo leí una entrada en Open Forum en la que un inversor de capital riesgo analizaba porqué es peor tener mucho dinero que poco.

Aunque las razones que aporta puedan parecer un tanto utópicas, no lo son tanto, porque los tópicos, lamentablemente, están ahí para cumplirse y a medida que una empresa crece es inevitable que caiga en las tentaciones que a continuación se indican y que hay que tener presentes para evitarlas en lo posible.

Aunque seguro que existen muchas más argumentaciones de la que aquí se presentan, estas cinco con suficiente representativas de la idea general que se quiere transmitir:

  • Los gastos crecen con el nivel de recursos. Cuando las empresas disponen de recursos se preocupan más en las maneras de cómo gastarlo en lugar de preocuparse de hacer las cosas correctas del modo más adecuado.
  • El dinero genera una falsa sensación de seguridad, ya que las empresas dividen la cantidad entre sus gastos mensuales, lo que representa el número de meses que la empresa puede sobrevivir. Este planteamiento presenta tres problemas fundamentales, que los gastos siempre se incrementan más de lo previsto, lo que reduce el número de meses. El lanzamiento de los productos siempre se retrasa, por tanto, esos ingresos previstos nunca se materializan. Por último, que una empresa tenga dinero no significa que los inversores quieran su retorno.
  • El dinero hace que las compañías contraten a perfiles experimentados. Cuando una entidad comienza y no tiene recursos contrata a gente joven, sin experiencia, barata y sobre todo, inteligente. Cuando se tiene dinero el perfil que se busca es mayor, experimentado, caro y afortunado. En definitiva, sobrevalorados.
  • El dinero hace que las empresas compre a la gente. Cuando se tiene dinero contratar a la gente que se desea no es un problema. Sin embargo, sino se tiene hay que emplear otras estrategias “evangelizadoras” como las stock options, lo que se gana con esto es atraer a la gente adecuada que se quiera comprometer con la empresa y el proyecto.
  • El dinero produce dependencia de expertos y vendedores. La manera de conseguir los resultados en el menor tiempo posible es siempre recurriendo a consultores externos demasiado caros para el resto de las entidades. La manera de ingeniárselas de las empresas con menos recursos es recurrir al talento más barato, el de los más jóvenes, aunque carezcan de experiencia

Por experiencia personal, puedo asegurar que he podido comprobar como todos y cada uno de los puntos expuestos se cumplen a rajatabla, y sobre todo, en empresas pequeñas que desarrollan su actividad en entornos multinacionales.

Vía | Open Forum Imagen | MGCamacho En Pymes y Autónomos | Medidas para el ahorro de costes en las empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio