Compartir
Publicidad

Renovarse o morir: cuando tú o tu empresa necesitáis un cambio

Renovarse o morir: cuando tú o tu empresa necesitáis un cambio
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si observamos charlas de nuevos emprendedores si cuentan con más de 35 años muchos deben su cambio o su forma de ver la vida tanto en lo personal como en lo profesional tras vivir un acontecimiento vital que les ha marcado.

Cuando empleo el término 'marcar' me refiero a profesionales de todos los sectores que tras una pérdida de un familiar deciden que no quieren seguir haciendo lo mismo ni en el terreno profesional ni en el personal. A veces, los cambios no aparecen por una necesidad económica sino emocional.

Cuando la motivación no viene de la mano de un gurú

De repente nuestra existencia cambia. Un familiar sano, en un par de años enferma y te conviertes en su cuidador. Todo lo que te rodea parece diferente. Los problemas serios, se convierten en asuntos fáciles de resolver.

Dejas de agobiarte por cuestiones diarias absurdas y ves con mayor claridad que el tiempo es oro, que es mucho mejor emplear el diálogo que caer en discusiones absurdas, detectas con mayor facilidad quién está a tu lado en lo bueno y en lo malo y sin pretenderlo tus dotes de líder surgen con fuerza.

El miedo no existe, la empatía se ha desarrollado y necesitas invertir tu tiempo en hacer algo con sentido para ti y para los demás: renovarse o morir.

Doctor Cavadas

El Doctor Cavadas dejó claro que la muerte de su hermano no fue el detonante de su giro profesional ni de dejar a un lado una vida ostentosa y consumista para dedicarse a mejorar la salud de ciudadanos africanos.

Sólo fue un componente más de una idea que le rondaba hacía tiempo: ¿Lo que hago sirve para ganar dinero o para sentirme mejor? Lo fácil hubiera sido decantarse por la cirugía estética que es lucrativa pero según su experiencia, está rodeada de una banalidad que no le hace sentir cómodo.

Cómo renovar nuestra existencia profesional

No todos somos cirujanos ni podemos con nuestro trabajo ayudar a otros en algo tan importante como la salud. Sin embargo, está en nuestras manos dejar el lamento a un lado, y de una manera realista luchar por cambiar nuestra situación.

La pérdida de un ser querido, ser capaz de detenerse unos minutos y realizar un ejercicio de introspección profundo, tal vez sea lo único que necesitemos para comenzar a brillar en otros ámbitos profesionales.

El miedo es paralizador pero una vez superado tras una experiencia personal importante, puede ser un trampolín para emprender otras aventuras profesionales que hasta ahora te habías censurado.

¿Por qué no lo intentas?

Salir de un entorno en el que todo es negro no es sencillo. Si no hay trabajo no hay ingresos, si no hay dinero cómo se pagan las facturas, pero si no hacemos nada cómo vamos a salir de esa espiral.

No se trata de que todo el mundo abra un negocio, pero al menos de que su actitud pase de un estado de lamento a otro más práctico. Ser millonario no es la meta (o sí) pero al menos debería serlo el vivir de una manera digna. Y no hay mayor poder que el conocimiento.

Tal vez ha llegado el momento de estudiar, de dejar de decir: "Es demasiado tarde" y de echar un vistazo a nuestro alrededor y observar a quién le va bien y qué ha hecho para lograrlo.

En Pymes y Autónomos|Los españoles emprenden por la herencia; los chinos, por prosperar y los americanos, por los resultados

Imagen|RitaE

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio