Compartir
Publicidad
¿Por qué tus presentaciones son iguales que hace 20 años?
Reflexiones

¿Por qué tus presentaciones son iguales que hace 20 años?

Publicidad
Publicidad

El lenguaje audiovisual ha evolucionado muy rápido en los últimos años. Sin embargo, cada vez que tengo que ver una presentación de empresa sufro una especie de salto en el tiempo y vuelvo 20 años atrás ya que el PowerPoint casposo sigue vigente en muchas de ellas. Y ojo, que no es una cuestión de herramienta, sino de la creatividad y el relato que queremos hacer.

No vamos a ser más modernos por poner un Emoji en nuestra presentación si seguimos añadiendo los mismos gráficos de barras de hace años, imágenes de mala calidad o utilizamos la misma plantilla que impuso el presidente de la empresa que se jubiló hace ya una década. Ya hay plantillas que podemos utilizar para explicarlo casi todo. La innovación también tiene que llegar a este área de la empresa con la que se trata de captar la atención de clientes, colaboradores, distribuidores, empleados, etc.

Tu presentación aburre y lo sabes

Julio

Pero sobre todo mantenemos el mismo lenguaje, aburrido y expositivo, que solo muestra datos, pero no se encarga de contar una historia. Se trata de tener claro lo que queremos transmitir, y que luego nos podamos apoyar en las imágenes de nuestra presentación para contarlo.

Hay errores comunes en las presentaciones que se llevan repitiendo durante años porque nadie nos ha dicho que lo estamos haciendo mal. Pero también porque no nos hemos preocupado en mejorar nuestra formación a la hora de presentar, desconocemos nuevas herramientas que nos permiten otro tipo de lenguaje, muchas de ellas que tenemos en nuestro ordenador como Sway u online como Prezi o Genial.ly cuyo lema es toda una declaración de principios, "Aburres o comunicas".

Simplemente ya no se comunica un mensaje, no se transmiten los datos como hace años, que con un gráfico de barras dejabas impresionado a tu auditorio. En la era de la infografía, los gráficos estándar son simplemente aburridos. Y a pesar de ello pensamos que la presentación creada es genial porque hemos puesto la foto de un gato.

Hay que hacer la presentación con un poco de cariño

Dedicarle un poco de tiempo a la presentación es muy agradecido. A poco que lo intentemos seguro que somos capaces de hacer una exposición que no parece la de un estudiante de ESO. Trabajar con las imágenes, que todo el lenguaje gráfico tenga una coherencia, unas transiciones elegantes y que no distraigan del mensaje que queremos lanzar...

Cada presentación se tiene que plantear en función de la audiencia a la que irá dirigida. No es lo mismo contar la historia para el personal de nuestra empresa, que para nuestros partners que luego la comunicarán al cliente final o directamente para dicho cliente. Se juegan el éxito en las distancias cortas, pero no se le da la debida importancia.

Por último no está de más que es necesario realizar un ensayo previo, realizar la presentación sin público, para ver un poco como fluye. Y también saber con qué elementos técnicos contamos. No hay nada peor que llegar a un sitio y darnos cuenta que el proyector no funciona, que no tenemos mando para pasar diapositivas, etc.

En Pymes y Autonomos | Y después de años de práctica, seguimos haciendo malas presentaciones en la empresa

Imágenes | StockSnap

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos