Compartir
Publicidad

¿Mantener o captar clientes?

¿Mantener o captar clientes?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se trata de una disquisición tan vieja como la del huevo y la gallina. ¿Dónde debe centrar sus esfuerzos una empresa? Unos defienden que en la captación de nuevos clientes. Otros que en el mantenimiento de la base de clientes actuales. Obviamente este análisis se plantea para un mismo momento. Esta claro que al inicio de un proyecto empresarial, todo va de captar. Pero,¿y cuando la empresa ya es madura y cuenta con una buena base de clientes?. La postura más políticamente correcta es la que manifiesta Alejandro, en El Blog del Seguro:

Transformar a un cliente en un cliente fiel es cinco veces menos costoso que atraer nuevos clientes. Por ese motivo, una gran cantidad de empresas diseñan sus estrategias centradas en servicios para sus clientes.

Cuando hablan de un cliente fiel, hablan de un cliente predispuesto a contratar y con capacidad financiera para hacerlo, de un cliente con tendencia a no dejarse levantar fácilmente por la competencia, etc. Un mirlo blanco Y efectivamente, estoy con ellos en que trabajar la base de clientes es fundamental. Pero ello no nos debe hacer olvidar otras realidades:

  • Como bien indica el artículo de Capgemini, el cliente tiene un ciclo de vida con nosotros. Y hay que asumir que, bien por voluntad propia, bien por voluntad del cliente, bien por hechos ajenos a cualquiera de los dos, perderemos constantemente clientes. Y hay que reponerlos. Por tanto es imposible olvidar la labor de captación de los clientes, si no queremos acabar trabajando con menos clientes.

  • Cosa distinta es cómo gestionemos ese ciclo de vida. En este país han existido dos culturas bancarias, encarnadas en dos organizaciones distintas.En una de ellas se primaba la rotación del cliente,en otra el mantenimiento del mismo. Y en la práctica, al menos de cuenta de resultados para fuera, las dos han dado buenos resultados. Lo importante es que sepamos lo que queremos hacer y lo apliquemos, que gestionemos al cliente y que no nos gestione el a nosotros.

  • Uno de los peligros de centrarse con mucha intensidad en el mantenimiento y no en la captación es la perdida de músculo comercial. Precisamente al ser más difícil captar clientes nuevos, los esfuerzos y habilidades para hacerlo son mucho mayores. Nuestro equipo de ventas tiene un colmillo mucho más afilado, cierra antes, etc. Cuando hablamos de un mantenimiento de la base de clientes se priman otros valores, otras formas de trabajar. Son dos culturas claramente diferentes, pero, a mi modo de ver las cosas, la captación es esencial.

Vía | El Blog del Seguro Más información | Capgemini En Pymes y Autónomos | Clasifica a tus clientes Imagen | Ezioman

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio