Compartir
Publicidad
Publicidad

Se subsidia la vagancia y la economía sumergida.

Se subsidia la vagancia y la economía sumergida.
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El paro fomenta la vagancia, ¿Quién en su sano juicio prefiere trabajar 8 horas por 1000 euros pudiendo estar sin hacer nada por 800? Si además de cobrar esos 800 euros de paro, te surge un trabajillo que te puede reportar 400 euros (o aunque solo sean 100) ¿vas a prescindir del paro para aceptarlo? ¿vas a dejar de hacer ese trabajillo? La respuesta es evidente.

Las ayudas de 426 euros a los que han agotado las prestaciones de desempleo producen el mismo efecto, con ese dinero al mes no puede subsistir ninguna familia en España, pero son un buen complemento si tienes otra u otras fuentes de ingresos y no las declaras.

Entonces, ¿hace bien el gobierno suprimiendo los 426 euros? Si y no. Haría bien si hubiese hecho algo para fomentar la posibilidad de conseguir un empleo con un salario digno. Pero por otro lado, no es viable mantener estas prestaciones hasta el infinito, precisamente porque, al ser un parche que no llega a nada, lo que consigue es que la gente trabaje sin cotizar para poder sobrevivir, que no se trata de que la gente se esté haciendo rica con esos trabajos, ya que no es ese el caso.

Las empresas se encuentran en una situación en la que hay una gran demanda de empleo, y tratan de aprovechar para ofrecer sueldos más bajos para optimizar beneficios, eso no es malo, es su función; pero debería haber un límite inferior más alto que el actual, el SMI tampoco llega para sobrevivir; pero por otro lado, la situación de crisis también fomenta que algunos empresarios hagan contratos fraudulentos, en los que no se cotiza por todas las horas trabajadas para ahorrarse cotizaciones a la seguridad social; ahí es el trabajador el que no debería aceptar, pero cuando la necesidad aprieta mejor es un mal sueldo que nada.

La economía sumergida es competencia deseal, y contra ella debería lucharse desde todos los frentes, esa competencia desleal impide a los empresarios ofrecer salarios justos y dignos, porque un empresario que tiene que pagar una nómina de 1000 euros con sus cotizaciones correspondientes está en desventaja frente a uno que ofrece 1000 euros en "B", o a uno que ofrece un contrato a jornada completa pero sólo cotiza por media jornada para darle apariencia de legalidad.

Esa microeconomía sumergida, es economía de subsistencia, y sin embargo es contra la que se hacen más esfuerzos; mientras se deja escapar por otro lado grandes fraudes, evasiones de impuestos y otras tropelías de mayor cuantía.

A los autónomos se nos acusa de ser los que más trabajamos en esa otra economía sumergida, la de las facturas sin IVA, por supuesto, estoy seguro de que todas las facturas sin IVA las emiten autónomos y pequeñas y medianas empresas ¿quién sino? ¿Telefónica? ¿Repsol? Esas facturas sin IVA son las que permiten sobrevivir a muchos autónomos, un IVA de un 18% como todos bien sabemos es un pellizco muy grande, el particular que pide el servicio prefiere no pagar ese IVA, y el autónomo prefiere no declarar ese ingreso. Si ya con el IVA al 16 los particulares trataban de ahorrárselo con la complicidad de algunos autónomos, ¿como no van a aparecer ahora ese tipo de situaciones?

En El Blog Salmón | No estamos mejor por el fin de los 426 euros En Pymes y Autónomos | Subsidio temporal: más opiniones Imagen | Fran Carreira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio