¿Cómo actúa la digitalización de palanca de cambio en la transformación de la pyme?
Reflexiones

¿Cómo actúa la digitalización de palanca de cambio en la transformación de la pyme?

HOY SE HABLA DE

Digitalizar las pymes es uno de los retos que ya teníamos antes del inicio de la pandemia. A muchas se les han visto las costuras durante este año de problemas. Otras han aprovechado el momento de bajada de la actividad para iniciar su puesta en marcha. Pero ¿cómo actúa la digitalización de palanca de cambio en la transformación de la pyme?

Muchas tienen sus esperanzas puestas en la llegada de los fondos europeos. Es su oportunidad para realizar esta transición y financiar una parte de las inversiones requeridas con dichos fondos. El problema es que en esta situación muchas han visto, al menos en los próximos años, mermadas sus opciones para invertir, más preocupadas en salir adelante y devolver los préstamos contraídos durante el último año.

Digitalizar un pequeño porcentaje de pymes genera un gran impacto

Según el informe de Vodafone Digital for Europe elaborado por Deloitte, estima que si un 10% de las pymes europeas se sumara al proceso de digitalización se generaría un valor incremental de unos 148.000 millones de euros. Y sería más importante todavía en las empresas de áreas rurales.

Cuestiones como la conectividad 5G o el IoT abren nuevas posibilidades en diferentes áreas, como el control de explotaciones agrícolas y ganaderas. Esto teniendo en cuenta que en muchas áreas se cuenta con un ADSL rural muy deficiente o pequeños negocios ni siquiera pueden cobrar con tarjeta porque no hay cobertura suficiente actualmente supone un cambio muy importante.

Hay que tener en cuenta que según la UE, un 20% de los fondos tendrían que destinarse a impulsar la transición digital de los negocios. Porque se trata de digitalizar para asegurar la competitividad de los negocios. No es un capricho o una moda, es una necesidad imperiosa para sobrevivir en el futuro.

Tomar el control del negocio con datos e información

Podemos pensar en muchos tipos de negocio. La digitalización no solo supone ahorrar tiempo en determinadas tareas, invertir menos horas para hacer lo mismo, reducir errores o gastos. Es también control de negocio. Cuando en estos días preguntan a muchos qué perdidas están teniendo tengo la sensación de que la mayoría de ellos contesta a bulto, porque no tienen las herramientas necesarias para el control de gastos, de facturación, de tesorería de su empresa.

En el negocio más sencillo es necesario tener digitalizados determinados procesos, que simplemente nos va a ayudar a tomar decisiones basadas en datos, no en sensaciones, intuiciones o nuestra genial visión empresarial. La mayor parte de los bares no saben cuánto les cuesta poner un pincho de tortilla en el plato o si poner una tapa de paella sería más rentable que ponerla de tortilla. Y este ejemplo lo podemos trasladar a casi cualquier sector.

Y esto provoca que no se puedan ajustar precios y lógicamente ninguna empresa quiere perder dinero. El resultado es que cobramos más por los servicios o productos que vendemos. Pero sobre todo que tenemos en catálogo soluciones que nos hacen facturar, pero por las que a poco que la cosa se tuerza no sacamos beneficio. Y esto tiene que cambiar.

Imagen | Pexels

Temas
Inicio