Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Un cliente grande o muchos pequeños?

¿Un cliente grande o muchos pequeños?
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

Tenemos una pequeña empresa o bien somos autónomos y al iniciar nuestra actividad nos planteamos si será mejor tener muchos clientes que nos aporten menores ingresos cada uno de ellos o bien tener unos pocos que nos aporten el gran grueso de nuestra facturación, esta cuestión que determinara nuestra estrategia de acercamiento al cliente nos hace preguntar, ¿Cuál será la mejor opción?

No es una respuesta simple, ni fácil, no es apta para todos, pues lógicamente mientras para un diseñador grafico un gran proyecto puede suponerle muchos años de gran y exclusivo o casi exclusivo trabajo a una persona que regente una tienda de golosinas su deseo es que entren cuantos más niños mejor aunque cada uno de ellos gaste poco, entonces nos seguimos peguntando, ¿Qué es mejor?

Evidentemente lo ideal sería tener el máximo número de clientes posibles al mayor nivel de consumo unitario posible, pero ello al no ser ni posible por en lo general irreal, ni porque ni nosotros mismos podemos prestar un número ilimitado de servicios o de venta ilimitada de productos sin que sobrepase nuestra propia capacidad nos hace plantearnos una estrategia.

Para mí y conocedor que como he dicho cada sector y caso particular es un mundo mi opinión personal es que aunque unos pocos clientes grandes como motores pueden aportar una cierta tranquilidad y desahogo también es cierto que nuestra facturación depende demasiado de ellos puede llevarnos a la ruina si uno de ellos deja de contrataros o comprarnos. Por el contrario una excesiva atomización de pequeños clientes puede provocar que no nos sean unitariamente rentables, como lo son económica y a nivel de trabajo mismo los grandes clientes, ¿entonces donde se encuentra el punto de equilibrio?

El punto de equilibrio ideal lo encontraríamos en tener un reducido número de clientes “VIP” pero con una suficiente base de clientes comunes que hagan que si los primeros nos dejan estos últimos sustenten nuestra facturación, pero el punto de equilibro más allá del número de clientes que tengamos lo encontramos en el nivel de rotación, en el nivel de generar nuevos clientes, hemos de mantener como sea a nuestros clientes pero hemos de generar de nuevos también como sea, pues solo esta regeneración permanente nos garantizara la supervivencia.

En Pymes y Autónomos | ¿Mantener o captar clientes?
Imagen | chiclayonortea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos