Compartir
Publicidad

Razones poderosas para no pedir Me Gusta a tu página de Facebook a los amigos

Razones poderosas para no pedir Me Gusta a tu página de Facebook a los amigos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hay nada más triste que un local vacío. Una tienda sin clientes. O una página web mal confeccionada. Son ejemplos de lo contrario a un buen trabajo o a una buena estrategia de marketing.

No sólo hay que concienciar a los amigos que crean una página en Facebook para su negocio, sino a profesionales que también emplean esta técnica que expresamos en el título: "Pedir Me Gusta a los amigos a empresas que no conocen ni de la que no son público objetivo".

Error pedir un Me Gusta a las personas equivocadas

Por los amigos, en ocasiones, hacemos este tipo de favor, pero no deja de ser un arma de doble filo. Es decir, aprovechar que tenemos un gran número de conocidos (que no amigos) en la red social, y ponerlos en el compromiso de que den su aprobación a una empresa que probablemente ni conozcan.

Un amigo, puede apretar ese botón y hacer ganar más seguidores poco útiles para el cliente. A corto plazo, bien. Este quedará satisfecho al ver cómo se incrementan sus "seguidores". Un conocido, puede reaccionar de otra manera.

Imaginemos que le pedimos a un contacto un empuje a la página de nuestro cliente, y nuestro conocido ha tenido una mala experiencia con esa empresa. ¿Esa es una buena estrategia de marketing? No. De hecho, ni siquiera es una estrategia.

Engañar al cliente y engañarse a uno mismo

Las estadísticas están para algo. Y es para arrojar cifras. Cifras en las que no caben discusiones. Un seguidor de paja, no va a interactuar con esa tienda o ese servicio.

El alcance orgánico se verá afectado de forma negativa porque de media se generará menos engagement en forma de comentarios, shares, etc.

Lo que nos interesa es llegar a personas que realmente le gusta la temática porque aumenta la probabilidad que interaccionen con tus clientes si no tienes presupuesto para invertir en Facebook Ads.

Ahora las armas más potentes son el target de los intereses y de los datos sobre los perfiles de tu comunidad en Facebook. Y para lo segundo necesitamos una masa orgánica que realmente esté enganchada a los contenidos de nuestro cliente.

Todo lo demás es engañarse a si mismo, inflar el número de fans y aunque parezca poco importante: molestar a tus "amigos" de Facebook.

En Pymes y Autónomos|En esta pyme no hay espacio para los "Me gusta" falsos de Facebook

Imagen|Geralt

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio