Por qué el pequeño comercio necesita preparar la campaña de navidad desde ya para poder sacar ventaja

Por qué el pequeño comercio necesita preparar la campaña de navidad desde ya para poder sacar ventaja
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El pequeño comercio focaliza sus ventas en momentos muy concretos del año, como pueden ser Navidades, rebajas o los inicios de temporada. Para muchos de ellos tener una buena campaña significa tranquilidad para el resto del año. Por eso es fundamental que el pequeño comercio comience a preparar la campaña de navidad desde ya para poder sacar ventaja a los grandes.

Además de una crisis económica que puede hacer que para muchos la inversión a realizar se tenga que medir mucho mejor para asegurar la rentabilidad se dan algunas circunstancias especiales que necesariamente suponen un cambio de tendencia también en el consumo de sus clientes.

Cada año se adelanta más la campaña de navidad, de hecho en algunas tiendas ya se pueden encontrar turrones y en Vigo están a punto de encender las luces navideñas. Si tradicionalmente empezaba con el puente de la constitución a principios de diciembre, poco a poco se ha adelantado para contrarrestar el efecto del Black Friday, que se celebra el ultimo jueves de noviembre, este año el día 25.

Incluso para aquellos consumidores que buscan mejores precios en el mercado chino, el día del soltero que se celebra el 11 de noviembre, es el momento en el que empiezan a encargar sus regalos de navidad, teniendo en cuenta que el envío puede tardar más de un mes.

Pero este año se suma un problema de abastecimiento en muchos sectores, donde existe una falta de mercancía y los tiempos de distribución se han dilatado. Lo que antes teníamos en nuestros establecimientos en dos días ahora nos puede tardar dos semanas. Y esto para el pequeño comercio es un grave problema.

Porque por un lado obliga a inmovilizar parte de nuestra liquidez anticipando las compras, que en muchos casos no se venderán hasta diciembre y por otro si no se encarga ya es posible que no dispongamos de los productos que deseamos para la campaña de navidad.

Por último, con los productos que al final hemos logrado reunir tenemos que preparar nuestra campaña de marketing para los clientes. Tener muy claro cómo vender este producto, cómo recomendar a nuestro cliente y cuál es la ventaja sobre otros que pueda tener la competencia. En definitiva, no solo vender, sino convertirnos en prescriptores para ofrecer el producto o servicio que mejor se adapta a sus necesidades.

Temas
Inicio