Compartir
Publicidad
Publicidad

Errores en las políticas de compras (II)

Errores en las políticas de compras (II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuando con el post de ayer sobre los errores más frecuentes en las políticas de compras, vamos a desgranar los siguientes cinco puntos que pueden llevarnos a errar en nuestras decisiones de adquisición.

No olvidemos que no todos los consejos son aplicables a todas las compras que llevamos y que cada adquisición es un mundo a la hora de llevar a cabo la decisión más correcta para cada caso. * Escatimar en investigación. Presupuestos, condiciones técnicas, servicios porstventa, contratos de suministro... Los papeles son para leerlos y cuanto mejor atada tengamos una adquisición, menos problemas tendremos, tanto el vendedor como nostros que actuamos como compradores. * Ser un sabelotodo. Este error es más frecuente de lo que nos podemos pensar. Podemos tener en mente un determinado producto o servicio con una configuración o características determinadas y no conocer los últimos movimientos o avances del sector. Tener la mente y oidos a biertos al mercado, a todo lo que nos ofrecen, evaluarlo, sopesarlo, estudiarlo y conocerlo puede ayudarnos a mejorar la adquisición inicial prevista. * Comprar basándose sólo en el precio. "El producto o servicio más barato no siempre es el mejor –y ni siquiera el más barato”. La visión de medio-largo plazo en la adquisición de productos o servicios es vital para materializar una buena compra. Los no incluidos y problemas futuros pueden originarnos verdaderos dolores de cabeza. * No considerar el coste de largo plazo. O lo que es lo mismo ¿alquilar o comprar? Esta pregunta ya la resolvimos en este post y es aplicable a cualquier compra de inmovilizado siempre que se pueda llevar a cabo un arrendamiento. * Sobredimensionarse. La dimensión de nuestra compañía limita toda la política general de compras a llevar a cabo. Yo puedo ser una pequeña empresa de transportes por ejemplo y necesitar un vehículo que cueste 120.000 euros, pero si soy un autónomo solo sin recursos financieros suficientes, me tendré que aguantar con uno de 30.000 euros aunque el rendimiento de mi actividad sea menor. La dura realidad financiera y la dímensión de nuestra empresa nos espera siempre al final de cada decisión.

Como vemos, los diez consejos ofrecidos para mejorar la eficiencia en compras marcan unas directrices generales que pivotan sobre la racionalidad y el sentido común. Dos cosas que faltan con excesiva frecuencia a la hora de la toma de decisiones.

En Pymes y Autónomos | Errores en la políticas de compras (I) Imagen | Libertinus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio