Compartir
Publicidad

Cuidado con los influencers, tu empresa quizás no los necesite

Cuidado con los influencers, tu empresa quizás no los necesite
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El término influencer no deja indiferente a nadie. O bien te hace esbozar una sonrisa, o bien te provoca indiferencia. Por resumir, un influencer sería una persona que cuenta con muchos seguidores en sus redes sociales y sus opiniones pueden influir en una gran cantidad de personas.

Pero no nos llevemos a engaño, no son producto de una moda, de hecho hace unos años se dieron bastantes casos de clientes que aprovechando la importancia de Internet, ponían entre la espada y la pared a muchos negocios chantajeando con una mala crítica en la red.

No todos los influencers influyen y viceversa

Pongamos por caso que una persona es o se cree una celebridad porque cada vez que sube una fotografía a Instagram recibe muchos me gusta. Algunas firmas comienzan a contactar con ella y le plantean que haga concursos.

En principio será un beneficio para ambos. Además de productos puede recibir una cantidad de dinero. No está asegurado pero quizás si sus seguidores forman parte de nuestro target, las ventas y la visibilidad mejoren.

Cuando el influencer toma las riendas de tu negocio

Al igual que un cliente chantajista que pretende pagar menos por dejar una buena recomendación, algunos influencers se creen con derecho a negociar con una empresa, normalmente de lujo y como moneda de cambio pagar con seguidores.

Figuras que simulan ser seguidores.

Si no trabajamos gratis no hacemos publicidad ídem

Hace unos días una de estas influencer trató de instalarse en un hotel de lujo alegando que contaba con más de 80.000 seguidores. ¿Cómo reaccionó el hotel? Con un rotundo no. Puesto que la manera de negociar de esta chica de 22 años no fue muy avispada ni tentadora.

Usted trabaja para mí gratis y yo le hago publicidad. La respuesta no tardó en llegar. El dueño del hotel sin dar nombres en pocas palabras le dijo que no iba a permitir que sus empleados trabajaran para ella, que había tener poca dignidad para hacer una petición semejante.

Tengo más seguidores que tú y soy un hotel reconocido, ¿en qué me va a ayudar aparecer en un vídeo de YouTube donde se vea que te alojas gratis tú y tu novio?

Los seguidores de la youtuber/influencer, en cuanto se averiguó su identidad intentaron realizar un boicot al hotel. Pero éste les devolvió una jugada mejor: el sentido de humor.

El hotel no va a permitir la entrada a ningún youtuber o blogger o influencer ni siquiera en sus cafés y además ha creado unos tarros para las lágrimas de las bloggers expuestos en su recepción.

Conclusión

No todo el monte son seguidores o fotografías preciosas. No todas las marcas o negocios están dispuestos a ceder sus productos o servicios a cambio de una foto con buenos filtros o vídeos con jovencitos que muestran a otros, lo buenos que son que las marcas les regalan todos esos lujos.

Dentro del mundo de los famosos, algunos chicos y chicas confundidos, han creído que una cifra es sinónimo de valía. A más seguidores, más fama y más poder para hacer semejante ridículo.

Un empresario de éxito no va a dejarse chantajear por una chica que junto a sus seguidores le harán 'boicot' simplemente por no acceder al capricho de una persona que no ha hecho nada para ser "famosa".

En Pymes y Autónomos|Al influencer anónimo hay que cuidarlo

Imagen|PublicDomainPictures |Geralt

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio