Compartir
Publicidad

Al influencer anónimo hay que cuidarlo

Al influencer anónimo hay que cuidarlo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antes de nada ¿qué es un influencer? Un influencer es una persona que posee credibilidad sobre un tema, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor atractivo para una marca.

¿Qué ocurre con un influencer anónimo? Aquel que representa a una firma conocida o a una persona, gracias a su trabajo al frente de uno de sus negocios. ¿Es valorado por la empresa? ¿Se le incentiva de alguna forma?

He querido jugar con las palabras, porque al igual que nos atrae la idea de comprar un producto porque viene de la mano de alguien con prestigio, en ocasiones, es un desconocido quien nos sirve de puente para reconocer una marca quizás olvidada y no se encuentra en ninguna red social.

He leído que ser influencer de manera offline es imposible y no estoy de acuerdo. Hace poco entré en una cafetería/pastelería sin percatarme del nombre.

Me atendió una chica con mucha amabilidad. Mientras tomaba mi infusión, ella contestó a algunas dudas que tenía, atendió a otras personas, y sólo al cabo de un buen rato me di cuenta de que se trataba una pastelería conocida.

El reconocimiento del trabajo en las redes sociales en el campo del marketing me parece correcto pero ¿qué pasa con los trabajadores que están al pie del cañón?

Personas que no reciben ningún tipo de compensación al menos visible por hacer bien su trabajo, además de ser los mejores prescriptores. A ellos es a los que ves cara a cara, en un contexto en 3D donde se pasa la prueba de fuego por parte del cliente.

He visitado la página de la firma y tiene bastantes seguidores, tal vez sus comentarios valgan su peso en oro, pero sin dejar de lado su valor, planteo el reconocimiento que merecen las personas que están detrás de grandes nombres. Aquellas que atienden detrás de un mostrador con la mejor de sus sonrisas a pesar de hacer jornadas interminables.

No sólo de fotos con filtros, blogs y vídeos vive o sobrevive una marca. A veces, el influencer es anónimo en la red pero real y con un gran poder de seducción para el cliente, sólo haciendo bien su trabajo.

El marketing necesita a los influencers y hay que apostar por ellos. Pero cuando damos el paso y llegamos al lugar recomendado, una buena atención es el broche de oro.

En Pymes y Autónomos|Hacer una tortilla sin romper un huevo o por qué los cambios en la empresa nunca son transparentes

Imagen|Luis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio