Compartir
Publicidad

Amazon pisa a fondo el acelerador, mientras la pyme aún está arrancando

Amazon pisa a fondo el acelerador, mientras la pyme aún está arrancando
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras el grueso de las pymes españolas aún está planteándose poner en marcha el motor del comercio electrónico, gigantes como Amazon tienen el acelerador pisado a fondo. El debate sobre si se debe potenciar la venta online se sigue alargando, mientras grandes compañías no dejan de ganar terreno. Es cierta la relación de absoluta desigualdad (y, a veces, rayando el abuso), pero si se contempla la ‘batalla’ desde la barrera, nunca habrá partido.

No hay duda de que el pequeño comercio tiene una durísima batalla frente a gigantes de la venta online como Amazon o Ebay. La infraestructura, los precios de proveedores, la mayor capacidad de innovación, el mayor margen para la inversión y la mejora de los procesos... Es cierto que resulta un reto enorme y muy duro. Pero no intentarlo es, simplemente, aceptar la derrota antes de empezar.

Pero veamos una cifra para ver hasta qué punto Amazon se está rearmando para estar preparado en esta particular batalla: desde el pasado año 2010 ha invertido casi 14.000 millones de dólares en 50 nuevas instalaciones con las que mejorar aún más los tiempos de entrega de los productos en la particular ‘carrera’ que mantiene con sus más directos competidores Wal-Mart o Ebay.

Eso sólo se logra con una política de empresa al alcance de muy pocos: sacrificar la cuenta de resultados trimestre tras trimestre para llevar a cabo esas inversiones con las que, a medio y largo plazo, tener un servicio infinitamente mejor que el resto de sus competidores y lograr la fidelización de todos los clientes que le perdieron el miedo a comprar por internet.

Y mientras todo eso sucede, junto con un cambio vertiginoso en los hábitos de consumo de los españoles, las pequeñas y medianas empresas, particularmente del comercio tradicional, siguen debatiéndose entre vender o no a través de la red. Siguen dubitativas, sin terminar de arrancar. Siguen esperando, conscientes de que tienen que reaccionar, con el riesgo de que cuando se dispongan a dar el paso, ya sea demasiado tarde.

Competir contra esos grandes no es un asunto sencillo. David contra Goliat. Pero hay margen para la innovación, como se plantean en Ecommerce News, donde establecen hasta diez medidas (algunas de ellas un tanto discutibles, todo hay que decirlo) que puede aplicar la pequeña empresa en su tienda online teniendo como modelo a Amazon: desde la fidelización a largo plazo, a la diversificación progresiva, pasando potenciar las ofertas.

Ese principio universal de que todas las empresas han de estar en internet y vender allí es un error. Habrá empresas que no lo necesiten y que basen su política en otra forma de llegar a los clientes. Pero ese no es el caso de miles de pequeñas firmas que, mientras se deciden a salir al campo de batalla no ya del futuro, si no del presente, otros gigantes con miles de millones para invertir, siguen dando mordiscos al, cada vez más pequeño, pastel. ¿A qué se espera?

En Pymes y Autónomos | El dilema de los pequeños comercios, Las bazas del pequeño comercio frente a las grandes superficies, Sacrificar beneficios para incrementar ventas futuras como Amazon... ¿Una locura? Imagen | Scottish Government

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio