Compartir
Publicidad

Sacrificar beneficios para incrementar ventas futuras como Amazon... ¿Una locura?

Sacrificar beneficios para incrementar ventas futuras como Amazon... ¿Una locura?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El primer trimestre de este año ha servido para confirmar el viraje del gigante del comercio electrónico Amazon: menos beneficios para más ventas futuras. La multinacional ha convencido a sus accionistas para que apoyen un cambio de estrategia que se basa en una mayor inversión, tanto en el área logística como en otros sectores como el vídeo online, para sentar las bases de un mayor crecimiento futuro. Aunque se trata del caso de una gran empresa con un potencial enorme, sí que plantea el debate de si eso hoy es una decisión acertada o una locura.

Hace unos días el compañero Lucerito reflexionaba en un artículo sobre la posibilidad de que en las empresas se esté valorando más la generación de beneficios frente al saneamiento de los balances, un signo de que el punto de inflexión económica esté más cerca. Hasta ahora, las ganancias estaban en un segundo plano y la prioridad absoluta era eliminar los números rojos.

Para muchas pequeñas y medianas empresas de este país, los beneficios representaban casi una utopía en mitad de una espiral económica muy negativa. No era un objetivo, puesto que era más que suficiente con contener las pérdidas o, simplemente, lograr un equilibrio, cual malabarista, entre ingresos y gastos cuando los primeros sufren los varapalos de un consumo de las familias a la baja.

Pero aunque hay muchas empresas que, pese a ese posible cambio de tendencia que comenta el compañero, luchan todavía por ese saneamiento, hay otros casos en los que los beneficios siguen creciendo. Y es aquí donde surge ese debate sobre si, en un momento como el actual, hay un mayor conservadurismo entre los accionistas e inversores en torno al destino de ese dinero.

En el caso de Amazon, su CEO, Jeff Bezos, ya avisó a los inversores y se granjeó su confianza: sacrificará beneficios para invertir más en almacenes y en un servicio de vídeo online. ¿El resultado? Un 37% de caída en las ganancias en el primer trimestre del año. Las ventas crecieron un 22%, pero no lo suficiente y esperado por parte de los analistas. ¿Es esto una locura?

Quizás un planteamiento de crecimiento no sea especialmente comprendida hoy, con una situación económica tan compleja. Pero también es una forma de consolidar el futuro a través de inversiones de cara al incremento en ventas. Es evidente que la capacidad de decisión y las cifras de Amazon son estratosféricas e inalcanzables para el común de las compañías. Pero sí que plantea un debate sobre si en una situación como la actual, con un consumo en Europa aún estancado y un desempleo que sigue en cotas muy altas, se convierte casi en una locura ese sacrificio de ganancias. Sea como fuere, es una estrategia arriesgada pero valiente.

En Pymes y Autónomos | ¿Comenzamos a valorar más los beneficios que el saneamiento de nuestro balance?, ¿El 2013 será el año de la vuelta a los beneficios? Imagen | noahwesley

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio