El gran reto de las empresas españolas en el contexto pos-covid-19: la retención del talento nunca fue tan difícil

El gran reto de las empresas españolas en el contexto pos-covid-19: la retención del talento nunca fue tan difícil
Sin comentarios

A medida que la pandemia retrocede, existen muchas incógnitas sobre cómo será la realidad pos-covid-19. Esta cuestión es especialmente significativa a nivel laboral, debido a los cambios tan profundos que se han producido durante los últimos 15 meses en las empresas.

Al teletrabajo se le ha unido en los últimos meses los ensayos de muchas empresas para instaurar la jornada laboral de 4 días. Todo ello con el fin de fomentar una mayor conciliación entre vida personal y profesional, algo que valoran los trabajadores incluso por encima de su salario.

Una nueva realidad para las empresas y los trabajadores que, sin embargo, plantea una serie de desafíos. El más importante de ellos es cómo retener el talento actual o atraer nuevo, especialmente en las empresas que, por sus características o modo de trabajo, no es posible fomentar esta deseada conciliación.

Y es que, en las condiciones actuales, la demanda de empleo ha dejado algo local o regional para convertirse en un fenómeno global. Cualquier empresa cuya actividad sea susceptible de ser desarrollada en remoto puede contratar a cualquier trabajador del mundo, con independencia de su ubicación.

Mala noticia para las empresas españolas

Esto es una mala noticia para las empresas españolas, especialmente para las pymes, que no van a poder ofrecer unos sueldos tan competitivos como las empresas de otros países de nuestro entorno. Únicamente algunos aspectos legales pueden salvar la situación, como el concepto de residencia, aunque siempre es posible hacer trabajos como freelance y emitir facturas intracomunitarias.

Ante esta situación, las empresas españolas deberán adaptarse y realizar el mayor esfuerzo posible para retener el talento, por ejemplo mediante salario emocional, es decir, con una serie de prebendas que sirvan para fomentar la conciliación. Y aquí la jornada de cuatro días tiene mucho que decir.

Temas
Inicio