Compartir
Publicidad
Publicidad

Diseñar la estructura de la empresa

Diseñar la estructura de la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los primeros objetivos al crear una empresae dotarla de una estructura humana y funcional eficaz, de manera que las personas realicen su trabajo con el mínimo esfuerzo, teniendo en cuenta los criterios de eficacia y rentabilidad. Una buen diseño de la estructura de la empresa reducirá los conflictos y optimizará los recursos eliminando las tareas repetitivas y potenciando la productividad de los trabajadores.

Como todo diseño, debemos incorporar los elementos de control necesarios para asegurarnos de que con todas las acciones se consiguen el efecto deseado y, además, permitan una evaluación permanente de la organización. Ese diseño debe incorporar los sistemas de comunicación necesarios para que todos los elementos que componen esa estructura dispongan de la información necesaria para el desempeño de sus tareas.

Un buen diseño de la estructura de la empresa permitirá detectar, desde su origen, los problemas que puedan surgir y permita aplicar las estrategias necesarias para su solución. En estos casos, también, establecer la cadena de mandos y determina quien tiene la responsabilidad para la toma de decisiones en aras de resolver esos problemas.

Lo mismo sucede con las decisiones estratégicas e, incluso, son las decisiones comunes de cada departamento. La empresa debe determinar la autonomía de cada departamento, la responsabilidad de su encargado y a quién debe rendir cuentas. El diseño de la comunicación debe ser tanto en su fase descendente como ascendente.

El diseño ha de ser lo suficientemente flexible como para poder incorporar fácilmente los cambios que se puedan producir en la empresa y que el impacto de los mismos sea el menor posible para que no interfiera en el desarrollo normal de la actividad empresarial.

Debemos pensar que la empresa puede crecer, que puede necesitar reducir su tamaño, incorporar nuevas líneas de negocio o nuevos departamentos, etc. Por tanto a la hora de definir cómo estará estructurada nuestra organización debemos dejar abierta la puerta a estas variaciones.

A veces podemos pensar que la importancia de la organización es mayor en tanto más grande sea la empresa pero no siempre es así. Cuando la empresa es grande su división en departamentos y su cuadro de mandos se hace de manera natural, porque las distintas actividades dentro de la organización ya le confieren, en cierto modo, un cierta independiencia a cada una de ellas.

Sin embargo en las empresas pequeñas suele darse la circunstancia de que una misma persona se ocupe de varias tareas, ahí no hay esa diferenciación natural por lo que se puede hacer más importante el diseño del flujo de información, de la cadena de mando y de las responsabilidades de cada miembro de la organización.

En Pymes y Autónomos | La organización empresarial del "ideacidio" Imagen | Santacreu

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio