Compartir
Publicidad
Publicidad

Autónomos y freelance, ¿qué tareas se deben hacer en las horas más productivas?

Autónomos y freelance, ¿qué tareas se deben hacer en las horas más productivas?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos profesionales y autónomos tienen una jornada laboral bastante extensa en número de horas. Lo cierto es que no todas serán igual de productivas. Por lo general son las primeras seis horas de la mañana en las que es más fácil mantener la concentración y atención en el trabajo. En las tres siguientes, nuestro nivel de atención disminuye y cuesta más mantener la concentración. Entre la hora nueve y doce, la productividad es prácticamente nula. Pero ¿sabes qué tareas afrontar en las horas más productivas?

Un día perdido puede comenzar tranquilamente con una llamada de un cliente que atendemos a primera hora, que tiene el objetivo de centrar las tareas de un trabajo o encargo, pero el cliente se dedica a divagar y no lo tiene claro. En estas seis primeras horas lo ideal es que el autónomo se dedique a su profesión, el trabajo que hace realmente bien, ya sea el diseño de una web, el oficio para el que tiene formación y experiencia.

Hay que intentar controlar las interrupciones en estas horas. Es fundamental establecer franjas de trabajo donde no vamos a coger el teléfono, responder correo o mensajes instantáneos. Si lo hacemos tienen que durar menos de dos minutos, para no perder el tiempo y en todo caso podemos posponer para la tarde si vemos que la llamada se va a alargar.

Antes de comer y a primera hora de la tarde es el mejor momento para gestionar las peticiones de los clientes. Es un momento donde ya estamos cansados y este tipo de tareas indispensables para los autónomos. Después quedan un par de horas por la tarde para intentar planificar el trabajo del día siguiente y rematar algún fleco de lo que ha quedado pendiente en la mañana.

Por último, si se alarga la jornada, algo que es un error, sólo se pueden destinar estas horas a la gestión de nuestras obligaciones como profesionales. Hablamos de poner en orden facturas, impuestos, gastos, presupuestos, etc. Son tareas que no exigen la máxima concentración y que si se llevan al día son más livianas.

Es fundamental saber qué horas son las mejores para nosotros. No es lo mismo trabajar en casa, que en una oficina o estar todo el día en la calle o en casa del cliente. En muchos casos el acceso al puesto de trabajo marca de forma definitiva las horas que deben ser las más productivas y en función de ello tenemos que modificar nuestro planning.

En Pymes y Autónomos | La conciliación no existe en el pequeño comercio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos