Compartir
Publicidad

Alargar el horario laboral, un error para el autónomo

Alargar el horario laboral, un error para el autónomo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Por lo general las primeras horas del día son las más productivas. Podemos decir que entre las cuatro y seis primeras horas serán aquellas en la que el rendimiento de un trabajador son óptimos. También para los autónomos que trabajan por su cuenta. A partir de aquí, la productividad decae, por lo que alargar el horario laboral se convierte en un error, también para el autónomo.

Porque a partir de llevar ocho o nueve horas trabajando la capacidad de concentración en lo que estamos haciendo merma exponencialmente. La misma tarea que queremos concluir y para la que tardamos dos horas posiblemente a la mañana siguiente seríamos capaces de concluirla en la mitad.

Esto produce una doble frustración en el autónomo. Por un lado cuando llega a casa siente que el esfuerzo no ha merecido la pena. No ha avanzado tanto como le gustaría o necesitaba. Por otro lado siente que le ha robado horas a su familia o a su vida personal. Alargar el horario a nueve o diez horas, si tenemos en cuenta que se para a comer y desplazamientos prácticamente sólo deja tiempo para ducharse y cenar al llegara casa.

Por eso hay que tratar de gestionar los horarios de la forma más inteligente posible. Se trata de dedicar las primeras horas del día a las tareas que requieren un mayor grado de concentración. Luego por la tarde podemos aprovechar para comprar suministros que necesitemos, realizar la planificación del día siguiente, devolver llamadas pendientes o introducir facturas, enviar presupuestos solicitados, etc.

Las tareas que sean más mecánicas son las que hay que dejar para última hora, ya que aunque estemos cansados seremos capaces de realizarlas igualmente. Si sabemos que tenemos que ir a comprar un material y que esto nos supone una hora, mejor evitar ir a primera hora y dejarlo para esas horas del día en las que nuestra concentración no es tan buena.

De esta forma ganamos dos cosas. Por un lado las mañanas son mucho más productivas, hemos avanzado mucho más en el trabajo pendiente. Por otro, si llegamos tarde a casa vamos con más tareas finalizadas, por lo menos sentimos que el esfuerzo ha merecido la pena.

En Pymes y Autónomos | Jornada laboral continua y el error de extender los horarios

Imagen | Pexels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos