Publicidad

Los expertos plantean una reforma del sistema fiscal : ¿servirá de ayuda a las pymes?

Los expertos plantean una reforma del sistema fiscal : ¿servirá de ayuda a las pymes?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En los últimos días se viene especulando con la posibilidad de un aumento adicional del IVA en dos puntos porcentuales, estableciendo un tipo de gravamen del 23% para compensar una reforma en profundidad del sistema fiscal, con medidas como una rebaja al 20% del tipo de gravamen del Impuesto de Sociedades, una rebaja del IRPF acompañada de una eliminación de algunas deducciones, como la compra de vivienda habitual, o una supresión definitiva del impuesto del Patrimonio.

En líneas generales, la idea que subyace de la reforma propuesta es la de armonizar los impuestos a nivel nacional, contribuyendo todos al sostenimiento de las arcas públicas de acuerdo con nuestra capacidad e independientemente del lugar geográfico en el que residamos gracias a la supresión del impuesto del Patrimonio. Sin embargo, resulta contradictorio que a la vez que se está reduciendo un impuesto como el IRPF para aumentar la renta disponible de la población y estimular de este modo el consumo, se aumente el tipo de gravamen del IVA, hecho que, como ya denunciamos con los anteriores aumentos, puede tener repercusiones negativas sobre las pequeñas y medianas empresas.

Este aumento del IVA debería servir para contrarrestar el efecto negativo que tendría sobre las arcas públicas una reducción del IRPF puesto que, al ser un impuesto directo que recae sobre la renta, una reducción del mismo lleva aparejado por fuerza una reducción de la recaudación. Sin embargo, la mayor renta disponible de las familias debería servir para aumentar el consumo, aumentando de este modo la recaudación por IVA y compensando de manera automática la rebaja del IRPF.

No obstante, la reforma fiscal también contempla la rebaja del Impuesto de Sociedades en hasta quince puntos porcentuales, rebaja que sin duda debería servir para dar un soplo de aire fresco a los balances empresariales. En este sentido, esta rebaja nos parece adecuada puesto que, además, el tipo efectivo de gravamen satisfecho por las pymes era sensiblemente superior al de las grandes empresas.

En líneas generales, la reacción de los expertos fiscalistas ha sido positiva aunque con algunos matices. Por ejemplo, aplauden las rebajas en la imposición directa, critican en general la subida del IVA, comparten la subida de los Impuestos Especiales, y no aprueban la eliminación de los beneficios a la empresa familiar. El debate está servido; veremos si finalmente se acaba llevando a cabo.

En Pymes y Autónomos | Como era de esperar, los inspectores de Hacienda no apoyan la aplicación del criterio de caja Imagen | forwardcom

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir