Compartir
Publicidad

Exportaciones y comercio electrónico, estado del arte

Exportaciones y comercio electrónico, estado del arte
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desarrollo de las pymes españolas viene marcado por el mercado exterior, en este momento gran parte de nuestra industria está buscando fuera el crecimiento que no encuentran en el mercado español. El tamaño ha dejado de ser una excusa para que las empresas más pequeñas salten las fronteras y se incorporen al colectivo de compañías exportadoras. Con este contexto y dos estudios recientemente publicados: Oxford Economics, patrocinado por SAP, en el que han participado 2.100 ejecutivos de pymes de 21 países y el Barómetro digital 2013 realizado por la escuela de negocios ISDI el panorama y los próximos pasos parecen claros.

El exterior es la clave

Tal y como refleja el estudio Oxford Economics para España los datos que arroja son demoledores, el 41% de las pymes del país espera generar fuera de nuestras fronteras entre el 21 y el 40% de sus ingresos de aquí a los próximos tres años. La manera de conseguir estas cifras es vía el aumento del número de países en los que operan, ya que en el próximo trienio el número de ellas que hará negocio en seis o más países pasarán del 19 al 43%. De esta forma, en tres años, el porcentaje de pymes españolas cuyo negocio se circunscribirá al mercado nacional será sólo del 11%. Para conseguirlo el 54% de las compañías aseguran que está aumentado la firma de acuerdos con proveedores y otros fabricantes fuera del mercado doméstico. Según este estudio otra vía para desarrollar negocio en el exterior es a través del uso de la tecnología y según se desprende, las pymes españolas están apostando con fuerza por la informática en la nube y las analíticas de negocios, dos herramientas para ganar competitividad internacional, pero si profundizamos y rascamos algo más entre el mar de datos vemos que en esta partida se dedican recursos a: software de gestión empresarial, seguido de las soluciones analíticas de negocio y de la tecnología móvil.

Otro ingrediente en la coctelera

Ahora bien unimos otro estudio en ese contexto, en este caso el Barómetro digital 2013 de ISDI y la fotografía es diferente: Sólo el 0,4% de las pymes españolas del sector del gran consumo dispone de una web bien adecuada para el comercio electrónico. El retrato robot que dibuja el estudio es el de unas empresas con una web sencilla, con contenidos estáticos, no optimizada para el comercio electrónico ni la navegación móvil, sin tienda online y con perfiles en las redes sociales puramente presenciales y sin optimizar. Según este estudio, el 54% de las pymes de consumo exponen su catálogo de productos y servicios en la red, un 13% no tiene ningún tipo de presencia en Internet o simplemente lo que facilitan es información de contacto.

Conclusiones

Con estos dos ingredientes sobre la mesa, conseguir que nuestras empresas tengan una dimensión internacional se antoja complicado, el acceso a ese mercado global se dificulta mientras no esté inoculada en la organización una apuesta decidida por el uso del comercio electrónico como vía de desarrollo. En España el conjunto de las firmas está todavía lejos de los índices de digitalización de países que deberían ser nuestra referencia, como Francia, Italia y Reino Unido. Quizá sea ésta una de las razones por la que la mitad de las compras en internet de los españoles se acaba materializando en el extranjero O se transforma en una prioridad y en una decidida apuesta por el uso de las tecnologías o la ambición exportadora de nuestras pymes se queda en una simple declaración de intenciones sin más recorrido que vías que ya han sido testadas y probadas: reducción márgenes, costes y ser un país exportador low-cost.

En Pymes y Autónomos | Superávit exportador de España, ¿buenas noticias? Imagen | Robert S. Donovan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio