Publicidad

¿Es buen momento para empezar a cotizar por ingresos reales?
Actualidad

¿Es buen momento para empezar a cotizar por ingresos reales?

HOY SE HABLA DE

Los autónomos están divididos. Algo que por otro lado es la norma del colectivo. Son un grupo tan grande y heterogéneo que es complicado poner a todos de acuerdo. Más si es algo tan significativo como la cotización por ingresos reales. El Ministerio de Seguridad Social lo tiene todo listo. Solo falta el acuerdo con las asociaciones de autónomos. UPTA y UATAE están por poner en marcha ya la medida. ATA, aun estando de acuerdo con el fondo, no cree que sea el momento idóneo. Pero ¿es buen momento para empezar a cotizar por ingresos reales?

Pues como en todo va a depender de como nos afecte directamente y los tramos que establezca el Ministerio. Si tomamos como referencia los 24.000 euros de ingresos reales hasta esta cantidad los autónomos pagarán por su cotización lo mismo o algo menos. Especialmente buena noticia para los que tengan ingresos más bajos.

Cobro como un notario y cotizo como un repartido de Glovo

El problema son los autónomos con ingresos más altos, muchos de ellos societarios que pagarían más. En un momento de crisis como el actual ATA considera que no podrían soportar pagar más por su cotización a la Seguridad Social. Pero la cuestión es que si han disminuido sus ingreso o están en pérdidas no tendrían por qué pagar más.

La ventaja del sistema es que se amolda a los ingresos de cada momento. Por lo que si un autónomo ha tenido un mal año pagaría el mínimo. El problema para muchos es que prefieren cotizar por la base mínima, pagar menos y dedicar ese dinero que se ahorrarían respecto a pagar por ingresos reales a otras cuestiones, ya se ahorro, plan de pensiones privado o incluso lo gastan como el resto de ingresos, que de todo hay.

Un sistema que se adapta a las ganancias reales a cambio de no tener libertad de elección de bases

Por este lado no debería ser un mal momento. Lo mismo que cualquier otro. El problema está en acabar con la libertad de cotización. No importa los límites que se pongan, los baremos y horquillas que se establezcan, porque muchos saben que una vez cambiado el sistema no habrá vuelta atrás. Y que luego se pueden ir subiendo los baremos, cambiando criterios para acabar al final recaudando más para una caja de la Seguridad Social deficitaria, aunque no precisamente por los autónomos.

Y la promesa de mayores coberturas, más cotización, más ingresos cuando hay que recibir la prestación por cese de actividad, por enfermedad o por accidente laboral. No hablamos ya de la jubilación que muchos ven muy lejana y sobre todo incierta, tal y como está el sistema de pensiones. Pero visto como ha funcionado el paro de los autónomos, denegando una de cada dos solicitudes muchos no están por la labor de cambiar el sistema de cotización.

La cuestión que justo en este momento donde muchos han recibido prestaciones extraordinarias, donde la Seguridad Social ha realizado un esfuerzo y las asociaciones de autónomos han estado negociando y apretando para mejorar dichas prestaciones, su posición para defender mantener el sistema actual es bastante débil.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios