Para la empresa familiar, el mundo es suyo

Sigue a

1911

Recientemente PwC ha presentado los resultados de la Encuesta Mundial de la Empresa Familiar 2012 (PDF). Destaca que este tipo de empresas esperan que sus mercados domésticos pierdan peso en sus cuentas de resultados y estiman que, de media, en 2017 el porcentaje de sus ventas procedentes del exterior aumente del 25% al 30%. En el caso de las compañías con objetivos de crecimiento más agresivos esta proporción subirá hasta el 35%.

Por tanto, una de las claves de la encuesta es que la internacionalización va a ser el factor diferencial en un futuro próximo y así lo consideran el 74% de las empresas familiares de todo el mundo, ya que esperan tener presencia en mercados distintos a los suyos de origen. Sin embargo, este proceso exige superar obstáculos.

Entre ellos, el primero es la búsqueda de financiación es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los negocios familiares a la hora de entrar en nuevos mercados. Los motivos, a la tradicional aversión de los gestores familiares a incrementar sustancialmente sus niveles de endeudamiento se une su resistencia a dar entrada a nuevos socios en el accionariado de sus compañías y de acudir a los mercados de capitales. Esta combinación de factores cercenan las posibilidades de financiación bancaria y explican que la tendencia de muchas empresas familiares de acudir solo a los países vecinos o aquellos con mas afinidad con sus mercados de origen.

Otro factor que obstaculiza la salida al exterior de los negocios familiares es, por un lado, la falta de capacidades y de experiencia para gestionar los riesgos que conlleva toda expansión internacional y, por otro, las dificultades derivadas de los procesos de sucesión de las compañías. Esta última cuestión incide definitivamente en la supervivencia de los negocios familiares, ya que, o puede favorecer su evolución o acabar con ella.

Por último, es destacable que la encuesta pone de relieve la fortaleza de las empresas familiares para crecer en entornos difíciles. Es llamativo que en el ejercicio 2011, el 65% de las compañías encuestadas viese crecer sus ingresos y solo un 19% reconoció tener una caída de ventas. De cara a los próximos cinco años, el 80% confía en mantener un crecimiento estable de sus ventas.

Vía | PwC
Imagen | Brett Jordan
En Pymes y Autónomos | Empresa familiar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario