Compartir
Publicidad

Transformar una idea en un negocio (III): el tipo de empresa

Transformar una idea en un negocio (III): el tipo de empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Una vez testada nuestra ideas y clarificados nuestros objetivos, debemos de definir qué clase de empresa necesitamos formar para cubrir nuestros requerimientos. No se trata de la forma legal, si no de la estructura que necesitamos crear para lograr nuestros objetivos.

La pervivencia a largo plazo de una empresa no preocupa al emprendedor que busca un beneficio rápido, mientras que los emprendedores que buscan estabilidad económica no tienen interés por lo que le sucederá a la empresa una vez que ellos no estén.

Esas metas personales que definimos en la etapa anterior deben determinar la estructura de nuestra futura empresa, un emprendedor que sólo busque el sostenimiento económico no precisa crear grandes organizaciones, ya que si el tamaño de la empresa crece demasiado, la responsabilidad y el trabajo pueden hacer que descuide otros aspectos de la vida.

Sin embargo hay otro tipo de emprendedores que buscan crear una institución que se renueve a lo largo de sucesivas generaciones de tecnologías, empleados y clientes por lo que crearán una infraestructura y una organización que pueda adaptarse a los continuos cambios y sobrevivir sin su presencia.

El emprendedor promotor, por otro lado, no tiene intención de gestionar la empresa. Buscar crear un negocio y hacerlo lo suficientemente atractivo para que otros empresarios, inversores o competidores intenten comprarselo. Cuanto mejor estructurado y evolucionado esté ese negocio, mejor precio obtendrá por él.

En función de las inquietudes personales, de la ambición o de los criterios económicos de cada emprendedor, el planteamiento del tipo de organización a crear será diferente. Cada una tendrá una implicaciones distintas en cuanto a dedicación al trabajo, complejidad, contratación o no de trabajadores, infraestructuras, etc. El tercer paso a dar es, precisamente, definir este punto.

En Pymes y Autónomos | Transformar una idea en un negocio (I): el origen es la idea, Transformar una idea en un negocio (II): los objetivos personales Imagen | Rex Roof

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio