Compartir
Publicidad

Te interesa el e-commerce, plantéate bien la logística

Te interesa el e-commerce, plantéate bien la logística
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy por la mayoría de nosotros planificamos y contratamos nuestras vacaciones a través de Internet, los billetes de avión o de tren, los hoteles, el alquiler de los coches. Contratamos los seguros de hogar o de los vehículos también de forma online, como seguramente también sea la relación con las entidades financieras que utilicemos.

Por el contrario, salvo excepciones como la ropa o el calzado y la electrónica, como muestra el informe de CEPREDE El potencial del comercio electrónico en España la venta de productos por Internet no lleva tan buen ritmo como el de los servicios.

El comercio electrónico crece rápidamente en España, lo que no significa que sea sencillo poner en marcha una tienda online, sobre todo cuando ésta comercializa bienes físicos y se asume la logística.

La alimentación, por ejemplo, solo tiene un impacto del 2,4% en las transacciones que se realizan en España en el comercio electrónico según datos de la CNMC (PDF). En este indicador se incluyen, entre otros, el negocio de los supermercados online y de los portales de reparto a domicilio de restaurantes.

Internet ofrece muchas ventajas para exponer y dar a conocer o vender productos y que gracias al desarrollo de la tecnología permite generar una experiencia de compra que nada tiene que ver a la tradicional.

Por otro lado, ofrece nuevas posibilidades para reinterpretar la cadena de valor en la dimensión de la distribución, simplificándola, mediante la desintermediación, pues las marcas pueden dirigirse directamente al consumidor final, sin pasar por mayoristas o retailers, surgiendo nuevas formas de mediación como los comparadores de precios, las plataformas de networking, etc.

Si bien , esto es cierto, no hay que olvidar que la capacidad de desarrollo de las posibilidades del e-commerce de productos tropieza con la logísitica y, a día de hoy, es muy difícil de soslayar porque el entrega al consumidor de pequeños envíos encarece sustancialmente el precio de venta al cliente.

La explicación es bien sencilla, un hipermercado tiene ventaja en precios respecta un supermercado porque su poder de negociación respecto al proveedor es mayor, al comprar mayores cantidades de producto,o por ubicarse en zonas fuera del área metropolitana, o por negociar mejores condiciones de pago,por citar algunas. Todo esto engrosa su margen unitario respecto al supermercado de barrio que no puede competir en precio o en diversidad de referencias pero, sin embargo, cuenta con la ventaja de la proximidad.

Respecto a estos el comercio electrónico añade otro incoveniente más, tener que llevar el producto hasta el cliente, cosa que en los otros no ocurre porque es el cliente quien va a ellos y asume el coste de transporte hasta su domicilio, si bien este incoveniente se torna en ventaja porqeu es una mayor comodidad para el cliente que no tiene que desplazarse, eso sí a cambio de asumir un coste que, generalemnte, es demasiado alto.

Imagen | Fosforix En Pymes y Autónomos | Principales retos de los e-reailers

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio