Compartir
Publicidad

Regular los horarios de desconexión no es imponer el silencio digital a partir de una hora

Regular los horarios de desconexión no es imponer el silencio digital a partir de una hora
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que parece que el Gobierno está pensando seriamente en regular el derecho a la desconexión digital para imponer que a partir de las seis de la tarde una política de silencio en correos electrónicos y smartphones para que la empresa no pueda contactar con los empleados.

Esto en muchas ocasiones casa muy mal con las políticas de flexibilidad horaria, donde algunos empleados pueden estar hasta más tarde en la oficina o trabajando desde su casa. Aunque técnicamente bastaría con establecer un estado en el teléfono que nos indicase si estamos o no dentro de su horario laboral.

Por eso regular los horarios de desconexión es mucho más complicado que trazar una franja horaria a partir de la cual se limitan las comunicaciones. Además en muchos casos no es la empresa la que llama o envía mensajes, sino el cliente que trabaja en otro sector con un horario más amplio el que realiza dichas peticiones.

Hay que tener en cuenta los diferentes modelos de trabajo, donde muchas veces los colaboradores trabajan por su cuenta y en diferentes horarios que no tienen que ser similares a los de la empresa. No se trata tanto de extender los horarios, como de saber utilizar bien los medios de comunicación.

Correo electrónico o mensajería instantánea son medios asíncronos. Se envía un mensaje pero no se espera que la otra persona lo responda al instante, como si ocurre con una llamada de comunicación. Parte del problema viene por este lado, tanto del que lo envía, que espera que alguien le conteste al momento, como del que lo recibe, que se siente obligado a responder inmediatamente.

Este es el problema fundamental de los autónomos, que también tendrían derecho a esta desconexión. No dejan de atender a sus clientes por miedo a perder su confianza. De esta manera sus horarios son mucho más extensos que los de un empleado por cuenta ajena, no sólo a lo largo de la semana, sino que también se prolongan el fin de semana.

Además hay que tener en cuenta otros factores como podrían ser sectores que funcionan 24x7 y las empresas que les sirven de apoyo. Pero es que además esta falta de desconexión, además de ser abusiva en muchos casos, supone un problema para la productividad de estos trabajadores.

En Pymes y Autónomos | Francia regula la conexión al trabajo después del horario laboral

Imagen | JESHOOTS

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos