Publicidad

Razones para dejar tu trabajo a pesar de los tiempos que corren

Razones para dejar tu trabajo a pesar de los tiempos que corren
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya conocemos las cifras del paro en España. Y lo más importante, dónde se ha notado más la escasez de empleo es en trabajos donde normalmente las cifras no son una sorpresa y ayudan a tirar del carro de la economía. Se trata de puestos relacionados con el sector del turismo.

Si nuestro país, que se basa principalmente en ese sector para despuntar del resto, también falla y los trabajadores son cada vez menos, ¿qué le queda entonces al desempleado? Tal vez decantarse por ese ámbito no, pero luego están quienes optan por abandonar su puesto de trabajo a pesar de los tiempos que corren.

Y ya no puedo más, me voy de este trabajo

Dado que los sueldos no son para tirar cohetes, sin importar de qué sector hablemos, no es de extrañar que algunas personas se harten de un trabajo y siempre que puedan permitírselo digan adiós a empresas que les hacen trabajar más horas de la cuenta, y que pagan tan poco que casi están pagando por acudir cada día a su puesto.

El "y ya no puedo más", también puede aparecer cuando esperar a que te paguen sea una odisea. Llegan vacaciones y los jefes huyen, fiestas locales, esos mismos gerentes que se quejan de lo mal que funciona la empresa desaparecen y el empleado ahí está esperando como si fueran migas de pan lo que es suyo, por derecho.

Cuando la seguridad no lo es todo, ¿y la salud?

Muchas de las reacciones ante el abandono de un empleo son: "¿Pero qué vas a hacer ahora? Era un sueldo seguro" y también era probable que acabara con ansiedad o con depresión que todavía es peor.

Hay ambientes laborales que pueden minar la salud de una persona y es tanta la presión que lo sensato es decir adiós a pesar de que haya que pagar facturas.

Empezar de cero en un país donde el paro no arroja buenas noticias puede ser una 'locura' para algunos y significar paz para otros. Siempre y cuando uno no tenga a su cargo hijos y otras responsabilidades que conllevan aguantar lo que te echen, si no es así, no está de más, arriesgar y despedirse, antes de que por un sueldo invisible y donde tu labor no es reconocida, pierdas además de tu salud, dinero y tiempo.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir