Compartir
Publicidad
Publicidad

Razones del estancamiento laboral

Razones del estancamiento laboral
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Recordemos nuestro paso por el instituto o la universidad. Todos controlamos una asignatura. Y al llegar el primer día en otro contexto, la relajación se apodera de nosotros. ¿Estudiar más? ¿Para qué? Ya dominamos la materia.

Al pasar los meses, lo que nos temíamos se hace realidad: notas bajas si tenemos suerte o un suspenso. No se puede vivir de las rentas. Hay que mejorar y en continuo aprendizaje. En el ámbito laboral también.

¿Por qué no me han vuelto a llamar?

Un profesional es contratado por sus servicios. Le respalda un buen currículum, y viene recomendado por otro cliente, trató con él hace tiempo pero nos genera la confianza suficiente.

El problema aparece cuando quizás no en su primer día, pero sí más adelante, comprobamos que como ese estudiante relajado, su labor dista mucho de las expectativas depositadas en él.

Hablar de otros clientes. Hablar.

Un error que cometen muchos trabajadores estancados, es el de poner como ejemplo de su buen hacer a otros clientes. Que no conocemos y que ignoramos si están contentos o no con su servicio.

Otro, es hablar en demasía. Ciertos trabajos, van de la mano de charlar porque es hasta necesario. El fallo estriba cuando de la hora en la que esperábamos una resolución a un problema, sólo hemos conseguido, una amena conversación pero un nulo resultado a nuestro asunto.

No se puede vivir de las rentas

Y un buen día, llega el momento de pagar y el cliente pone en una balanza el coste y el beneficio que le reporta seguir contando con ese profesional. En ocasiones, hemos hablado de trabajos que ha de rechazar un freelance, pero trabajadores que debemos evitar contratar también existen.

Son ese perfil que aparecen rodeados de fuegos artificiales, "trabajo mucho", "tengo muchos clientes", "qué duro es trabajar por mi cuenta", "mis gastos son infinitos" y a la postre, hablan mal de la empresa para la que colaboran.

El resultado es previsible, un adiós para siempre. Entre otras razones ya citadas, la demostrable falta de profesionalidad, todos queremos que nos resuelvan un problema, de la mejor manera, con rapidez y eficacia. Todo lo que se haya hecho en el pasado no cuenta, al cliente sólo le vale el hoy y mañana.

En Pymes y Autónomos|Empleados zombis, ¿por qué se pierde el interés por el trabajo?

Imagen|AnnaER

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio