¿Por qué corremos el riesgo de tener carreras de cotización cada día más cortas?
Vocación de empresa

¿Por qué corremos el riesgo de tener carreras de cotización cada día más cortas?

Entrar en el mercado laboral es muchas veces tremendamente difícil para aquellos que tienen no tienen experiencia. Pero a su vez si llegados a una determinada edad se pierde el trabajo es muy complicado encontrar uno nuevo. Y esto supone un gran riesgo ya que la carrera de cotización de los trabajadores cada vez es más corta.

No es un fenómeno exclusivo de España. Ocurre en la mayoría de las economías del mundo. El paro juvenil suele estar por encima de la media de desempleo del país. También el paro de los mayores de 55 años. Pero lo cierto es que las tasas de España provocan una distrofia importante en el mercado laboral.

Se accede tarde y en condiciones precarias al mercado laboral

El desempleo juvenil roza el 40%, prácticamente duplicando las tasas medias del resto de países de la UE. Y esto supone que los más jóvenes empiezan a trabajar más tarde, pero también de forma más esporádica y en los empleos más precarios. Y la contribución que realizan a la Seguridad Social es baja en comparación con otros países europeos.

Peor todavía están los mayores de 55, que han visto como si se quedan sin empleo lo tienen muy complicado para reengancharse al mercado laboral. No siempre ha sido así. Desde 2007 hasta 2021 la tasa de de desempleo en los mayores de 55 años ha aumentado en un 258%, pasando de los 137.500 parados de esa edad aquel año a 492.000 en 2019, sin tener en cuenta la crisis del COVID que aumentará de forma notable esta cifra.

Un problema que se vuelve crónico

Uno de los motivos para que los mayores de 55 años engrosen las listas del paro suelen ser los costes laborales. Las cifras de estructura salarial del INE, correspondientes a 2018, muestran diferencias significativas entre el salario bruto medio de los trabajadores entre 55 y 59 años, que era de casi 28.000 euros, más del doble de los 12.900 euros de media que recibieron como remuneración bruta los jóvenes de entre 20 y 24 años.

Y las situaciones de crisis como la actual hacen que despedir a estos trabajadores sea prioritario como una fórmula para abaratar costes laborales y aprovechar la oportunidad para rebajar el coste de despido con ERES. De esta forma son candidatos perfectos para los ajustes de plantilla.

Pero no es el único motivo. Porque una vez en la necesidad de encontrar un nuevo trabajo no resultan atractivos para otras empresas a pesar de su elevada experiencia o que están dispuestos a trabajar por salarios inferiores a los que antes obtenían.

Perder el empleo con más de 50 años se puede convertir en un drama

Esto provoca que casi la mitad de desempleados en esta franja de edad se conviertan en parados de larga duración. Este porcentaje prácticamente triplica al de los que llevan más de dos años en paro en la franja de edad de 25 a 34 años.

Pero también influyen cuestiones como la falta de formación a lo largo de toda la vida la vida laboral en España. Un problema que hace que una vez que tienen que encontrar un nuevo empleo se vean en la necesidad de reciclarse, volver a adquirir nuevas habilidades o simplemente no sepan como afrontar un proceso de selección actual, puesto que el último que pasaron posiblemente fue hace más de 20 años.

Trabajadores que no aportan al sistema

De esta forma para la Seguridad Social se convierten en un problema. En una situación normal serían los trabajadores que más cotizaciones están aportando al sistema, puesto que tenían los salarios más elevados. Al caer en el desempleo y convertirse en parados de larga duración es posible que muchos de ellos no vuelvan a encontrar un trabajo y acaben jubilándose.

Para sus pensiones futuras también es un problema, porque implica que sus últimos años han cotizado muy poco o incluso nada. Este es uno de los motivos por lo que se pretende que los trabajadores elijan sus mejores años de cotización para el cálculo de la pensión. Aunque tiene trampa, porque lo lógico es que para ello se extienda los años de cálculo, lo que implica para la mayor parte una bajada en sus pensiones.

Temas
Inicio