Publicidad

¿Miedo a no estar a la altura en tu nuevo trabajo?

¿Miedo a no estar a la altura en tu nuevo trabajo?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

>

Tener miedo a no estar a la altura en un nuevo trabajo es normal. Sobre todo si llevamos tiempo sin empleo o en búsqueda activa. Puede que hayamos puesto todo el entusiasmo y las ganas en esos meses e incluso años. Pero cuando llega la hora de la verdad es lógico que nos asuste esta nueva aventura laboral.

Lo haré bien?, ¿seré capaz? ¿me adaptaré? Esas dudas que cualquier persona se plantea cuando tiene que hacer algo por primera vez o cuando tiene que empezar en un nuevo trabajo, se pueden convertir en miedo que te paraliza y mostrar así tu mejor versión.

El miedo es un aviso, el nuevo trabajo una gran noticia que gestionar

Sí, el nuevo trabajo es una gran noticia pero a veces, el miedo nos impide incluso disfrutar de lo que tanto hemos anhelado. ¿La razón? Es sencilla y no tiene nada que ver con la crisis económica o que tus capacidades para desarrollar lo que te piden no sean las adecuadas.

La razón que te mantiene en la situación en la que estás es el miedo a no saber, a no valer, a fallar, a sentirte inútil, a que los demás lo sepan. Porque desgraciadamente, cuando una persona, sobre todo mayor de 45 años, tras pasar unos años buscando trabajo encuentra un lugar donde volver a sentir que es útil pueden surgir inseguridades.

El mejor momento para empezar en tu nuevo puesto es ahora

Decir «todavía no estoy preparado/a», «lo haré cuando tenga más confianza en mí mismo/a», «cuando esté más fuerte», «cuando no tenga tantas inseguridades» o «cuando me vea capaz» es una sutil forma de autoengaño.

¿Por qué ahora no pero después sí? ¿Qué va a ser diferente la próxima vez?

La confianza en uno/a mismo/a no se consigue un día de golpe. Por desgracia no funciona así sino en el orden inverso. Tienes que hacer cosas a pesar de hacerlas con miedo. Y a base de hacer, de intentarlo, las cosas van saliendo y vas ganando de a poco esa seguridad.

Esta emoción es tan normal que nos asalte que no debemos sentirnos un bicho raro. Lo que hay que evitar es hablarnos en clave negativa porque somos igual de válidos que todos los que ya están dentro. Es fácil que la autoestima se haya esfumado en estos años de paro, pero día a día ganarás confianza y sobre todo, volverás a creer que eres un gran profesional.

Éste es tan buen o mal momento como cualquier otro.

Imagen | Nicolás Eduardo Feredjian</a

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir