Compartir
Publicidad

Micropago social

Micropago social
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El tema de las redes sociales no deja de generar nuevas oportunidades de negocio. Algunas de estas iniciativas, además tienen la gran virtud que lo hacen desde un planteamiento solidario, lo cual engrandece la propuesta de negocio. Este es el caso del ganador de TechCrunch Awards 2010: Flattr.

TechCrunch es tanto como decir el medio de tecnología de mayor difusión y capacidad de prescripción de los que hay en Internet. Todo lo que surge en la red pasa por TechCrunch ya sean nuevos productos, servicios o empresas de nueva creación. Por eso, el mérito de Flattr es doble, no sólo haber logrado captar su atención sino además ser reconocido con la empresa en Internet en 2010. ¿Pero en qué consite?

Flattr consite en una red social de micropagos. A priori esto no tiene mayor interés, pero para alguien que pueda tener cientos o porqué no, miles de seguidores en Twitter y que valoran sus comentarios hasta el punto de convertirlo en un prescriptor nato o alguien que le ocurra lo mismo en Facebook, puede utilizar esta plataforma para que sus seguidores puedan patrocinarles.

En definitiva, consiste en eso, que los seguidores o fans de alguien o algo, en definitiva, de una iniciativa puedan aportar a la causa para lo que disponen de una pasarela de pagos segura. Seguramente que se pensará que si ese prescriptor o creador recurre a esta plataforma dejaría de ser imparcial y perdería credibilidad, yo no lo creo así.

Hay un ejemplo muy claro, la Iglesia, desde sus orígenes, proporciona doctrinas a sus feligreses y no por ello al final de la liturgia pasa el cepillo sin que por ello pierda credibilidad su mensaje. Un caso más actual, cuando a Mastercar, Paypal y otras entidades bloquearon las donaciones a Wikileaks, a través de Flattr se recaudaron más de 3.500 donaciones.

Por tanto, siguiendo el principio de "Like" de Facebook se puede halagar (significado en español de flatter) a aquellos creadores de contenidos en la red, mediante una fórmula de patrocinio social. El creador sale beneficiado, la plataforma (Flattr) cobra un 10% de lo que recauda y el lector colabora al mantenimiento del mismo. A mí desde luego, "me gusta" .

En Pymes y Autónomos | Negocios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio